EL CLIENTE NO ES TONTO

           Llegan los primeros días de Enero y las tiendas de moda tenemos que poner en nuestros escaparates las esperadas Rebajas. Como el invierno no ha sido bueno, desde el punto de vista económico, en este periodo venderemos gran parte de nuestras colecciones con lo que ello conlleva: perdida de puntos porcentuales que hacen cada vez más difícil nuestra supervivencia.
           Y por si esto fuera poco, tenemos que luchar con la competencia desleal de las grandes cadenas de distribución. BASTA YA de carteles y anuncios proclamando a los cuatro vientos descuentos del 70 y 80 % de descuento cuando la realidad es muy distinta. La realidad es una estantería a la entrada de la tienda con prendas de temporadas pasadas, muy pasadas con descuentos altos y el resto de la tienda con descuentos del 10, o 20 % descuento. Que nadie se lleve a engaño: las marcas que llegan a Enero con el precio recortado al 50, 60, 70 u 80 % de descuento no corresponden a esta temporada, ni a la pasada, y probablemente tampoco a la anterior. Por eso hasta el más avispado debe saber que, cuando compra en Rebajas en estas cadenas, se puede llevar un producto de más o menos calidad, pero difícilmente de la estación.
           Y mientras tanto, las cadenas de tiendas más pequeñas nos ganamos la credibilidad, el prestigio, la notoriedad y la imagen de marca cada día con prácticas comerciales honradas y honestas sin engañar y maltratar a los clientes.  Hay que decir, y los clientes deben saber, que una empresa no puede sacar adelante una cuenta de resultados vendiendo colecciones al 70 u 80 % descuento, si no es procedente de temporadas pasadas, muy pasadas.
          

DECALOGO DEL BUEN VESTIR: LO QUE TODO HOMBRE DEBE SABER PARA ESTAR ELEGANTE.

                             La apariencia es cada vez más importante en el nuevo hombre, y tiene su reflejo tanto en los negocios, donde en las reuniones de trabajo se puede ver como ellos se han vuelto más coquetos, como en la vida privada.
                             PACO CECILIO ha editado un decálogo de etiqueta que quiere segur la máxima del literato francés Honoré de Balzac : “ El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza y el elegante se viste “.
                             Este decálogo pretende enseñar a los hombres unas normas básicas de elegancia para las grandes ocasiones tanto personales como profesionales.
                             1.- Traje con dos botones siempre abrochada la americana el botón de arriba. Solo se desabrocha para sentarse.
                             2.- El color negro, azul marino y gris estiliza la figura y resalta la elegancia.
                             3.- Los zapatos negros de piel y siempre limpios.
                             4.- El cinturón de piel y siempre a juego con los zapatos.
                             5.- El pantalón debe tener la medida exacta, ni corto enseñando el calcetín, ni largo haciendo arruga en el empeine. A gusto del hombre puede llevar el bajo con vuelta.
                             6.- La camisa rica en algodón y sin bolsillo en el pecho. Nunca de manga corta y a ser posible semientallada.
                             7.- La manga de la camisa debe ser, al menos, cuatro o cinco cms. más larga que la manga de la americana para dejar ver los gemelos.
                             8.- La corbata nunca debe quedar por debajo del cinturón. Esta es la clave para saber la distancia adecuada  a la hora de anudar.
                             9.- La camisa debe ser de colores discretos: blanca, celeste, rosa, malva….
                             10.- Calcetines negros y pañuelo en el bolsillo de la americana a juego con la corbata.