La Corbata: Recomendaciones para su uso

La corbata nunca debe considerarse un asunto menor. Hoy en día se ha perdido la esencia de este complemento en el ámbito laboral, pero también en otro, en el panorama político actual, hecho que desde La Escuela del buen vestir nos preocupa.

La irrupción en el mapa político de nuevas fuerzas han traído frescura, transparencia, regeneración y el fin del bipartidismo, pero también un deterioro en la imagen de los nuevos representantes elegidos por la ciudadanía. Hasta ahora podíamos ver en el Congreso de los Diputados a parlamentarios con chaqueta y sin corbata. Su ideología les hacia acudir así vestidos al parlamento donde estamos representados todos los españoles, pero desde hace un mes el asunto ha ido a más: estamos viendo en ayuntamientos y comunidades autónomas a miembros electos en camisetas, vaqueros e incluso alguno en chanclas.

Desde nuestra Escuela del buen Vestir reivindicamos la elegancia y el saber estar de la posición que ocupan: Creemos que no es buena imagen para la marca España en el exterior unos representantes así vestidos. Detrás de las ideologías debe haber un saber representar la imagen de una ciudad o comunidad autónoma al resto del mundo.

Si buscamos fortalecer la imagen de España ante inversores extranjeros que quieran apostar por nuestro país, crear puestos de trabajo, riqueza, prosperidad… necesitamos cuidar la imagen. Difícilmente negociarán en traje y corbata con dirigentes políticos en vaqueros, zapatillas y sudadera.

Recuperemos el buen vestir y también la corbata, cuyo papel es adornar un conjunto construido con esmero y elegancia.

Como consejos a la hora de llevarla:

  • La corbata debe medir entre 1,3 y 1,5 metros y una anchura entre 5 y 8 centímetros.
  • Para elaborar el nudo tengamos en cuenta el cuello de la camisay que su largo debe descansar sobre la parte superior del cinturón.
  • El grosor de la corbata va en consonancia con el patrón de la chaqueta. Cuando el patrón es slim-fit y solapa estrecha el grosor de la corbata oscila entre 5 y 6 centímetros. Por el contrario, cuando el patrón es regular- fit el grosor de la corbata oscila entre 7 y 8 centímetros.

Zapatos marrones: cuándo usarlos

El color de zapatos más usado es el negro, ¿pero cuál es el segundo? El marrón que poco a poco, en cada temporada, va ganando terreno y haciéndose más popular su uso.

Este color es una opción muy elegante y una alternativa perfecta que deberíamos incluir en nuestro armario zapatero.

El zapato marrón puede relegarse para eventos más formales; bodas, bautizos… E incluso ser usado hasta que desaparece la luz natural. A partir de ese momento, se recomienda usar sólo zapato negro.

En cuanto a la temporalidad, desde la Escuela del Buen Vestir, recomendamos usar el zapato marrón en la época estival por la luminosidad de los días. Mejor combinarlo con trajes claros, como grises o azulones.

A la hora de escoger el modelo de zapato hay que tener en cuenta qué buscamos. Por ejemplo, para zapatos formales y lisos nos decantamos por el negro. Sin embargo, para modelos como el Oxford, Brogue o mocasín apostamos por el color marrón.

Cómo utilizar las americanas casual

Las chaquetas, en verano, también son un must. Versátiles y funcionales, las blazer de aire sport no son sino una americana tradicional que mantiene el mismo patronaje recto, o un poco entallado, espiga, pata de gallo, príncipe de gales… fabricadas en algodón o lino.
Pero más allá de esta opción, una de nuestras preferidas, lo interesante es su funcionalidad: Son cómodas, frescas y combinan con cualquier estilo.

Una blazer sport es perfecta para aquellas ocasiones en las que la manga larga es necesaria, pero en un entorno no muy formal. Con cualquiera de las camisas de Paco Cecilio y unos vaqueros, o pantalón en algún color vivo, harán un outfit ideal para cualquier momento del día.

Lo mejor es combinar con pantalón de algodón y camisa La Vespita o La Española sin corbata.

Looks de playa y piscina ¡marcando estilo!

A pocos de inaugurar, oficialmente, el verano, los looks informales para ir a la playa o la piscina vuelven a  ser protagonistas en el Street Style.

Como suele ocurrir, las mujeres guardan su estilo también para ese momento informal, pero ¿qué ocurre con los hombres? Son muchos los que suspenden escogiendo ropa vieja, looks descuidados o prescindiendo, por ejemplo, de la parte de arriba.

Desde este Escuela del Buen Vestir, donde buscamos la praxis de la elegancia, apostamos por saber adaptarse siempre a las circunstancias. Y aunque estos momentos de ocio suelen ir ligados a looks sports donde prima la comodidad, no tiene porqué estar reñido con el estilo.

Nuestra colección de bermudas combinados con camisas Paco Cecilio y zapatillas sport o náuticos queda genial. También puedes optar por llevar polos juveniles, como los de La Vespita o con un punto clásico, como los de La Española, marcando un estilo definido, elegante y sin pretensiones -ni por exceso, ni por defecto-.  Outfits perfectos para disfrutar de un día en la playa o la piscina, ir a comer al chiringuito o caminar por el paseo marítimo acaparando, siempre, buenas miradas.

Sí a los estampados más It

Hasta hace relativamente poco era impensable diseñar estampados para plasmarlos en la ropa masculina, pero los tiempos cambias y los gustos y tendencias también. Esta primavera, sin ir más lejos, estamos viviendo una verdadera explosión de estos prints en moda para hombre, sobre todo en camisas y polos.

Las flores, hojas, topos, dibujos geométricos y otras muchas formas de estampado se cuelan en nuestro armario para contagiar nuestros looks de tendencia y color. Una tendencia que no es algo estacional, porque más allá de la primavera-verano en Paco Cecilio también serán protagonistas en la colección del próximo otoño-invierno.

El estampado tiene que vestirlo el hombre sin complejos, atrevido y seguro de sí mismo y el resultado no es otro que una explosión de alegría y optimismo que también se contagia en sus vidas.

Podéis encontrar los estampados más originales, con el sello de nuestra marca, en la colección de La Española, La Vespita y Paco Cecilio. Entre nuestras propuestas hacemos un claro guiño al Navy, con polos en colores marinos y blancos con estampados en los tonos marineros por excelencia: rojo, marino y blanco. Además, estos polos no perderán su color ni su viveza gracias a la fabricación en algodón y los mejores acabados.

MONSTRAK: Zapatos de Hebilla

Si hay un calzado que no debería faltar en ningún fondo de armario masculino es el Monstrak, o también conocido como zapato de hebilla. Este modelo debe su nombre a las sandalias que usaban los monjes ingleses.

Encontraréis diseños con cierre de una o dos hebillas, siendo considerado de mayor elegancia es de una única hebilla.
Es un zapato muy versátil que te permite llevarlo con un outfit casual o sport, como con uno más formal. La única excepción, donde para nosotros estaría prohibido su uso, es en aquellas ocasiones en las que vistamos de etiqueta.

Dentro de nuestra colección de calzado Paco Cecilio es uno de los modelos más vendidos en www.pacocecilio.com que te permiten dar un toque muy british a cualquier look que te pongas.

Los náuticos: Su origen

El origen de este cómodo zapato se remonta a la década de 1930 cuando se descubrió lo resbaladiza que podía ser la cubierta de un barco. Después de buscar soluciones en la cubierta, sin éxito, empezaros a pensar en alguna solución en la suela del calzadoque pudiese frenar los resbalones y caídas a los tripulantes de la navegación.

Los zapateros crearon una suela con minúsculas grietas multidireccionales para asegurar su agarre. Acababan de nacer los  primeros náuticos, pero la historia no acaba aquí. Habían creado un icono sujeto a modas que hoy es un clásico verano tras verano, pero con él se abrió un debate que aún hoy sigue vivo. ¿Se deben usar con calcetín o sin él?

El dilema aún no se ha resuelto. Pero desde nuestra Escuela del Buen Vestir nos vamos a mojar y damos nuestra opinión: Creemos que deben usarse con bermudas, vaquero o pantalón de algodón, siempre en verano y sin calcetines.

UN TOQUE DE DISTINCION: EL PAÑUELO DE BOLSILLO

Este fin de semana acudí a la boda de un amigo y ocurrió una anécdota que se repite casi a diario en nuestras tiendas: un corrillo de chicos debatía sobre cómo se lleva el pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta. Razón por la cual hemos preparado este post.

Cuando nos cruzamos con alguien nuestra primera “fotografía” es el cuello de la camisa, la corbata y la parte del hombro-pecho donde incluye si llevamos, o no, pañuelo. Aquí está la máxima expresión de elegancia en un hombre, reflejada en su pañuelo. Da igual que vista formal o informal.

Con estas pautas  podréis iniciaros en el apasionante mundo de la elegancia:

1.- No es necesario hacer coincidir el pañuelo y la corbata.

2.- La mejor elección para no arriesgar es elegir el color blanco.

3.- Si eres atrevido tu elección sería un fuerte contraste entre el pañuelo y la camisa y la corbata.

4.- Y si eres más atrevido aún, puedes combinarlo incluso con los calcetines siempre y cuando estos sean de color.

En cuanto a la forma de ponerse el pañuelo, os explicaremos tres maneras de hacerlo:

A.- Forma plana: Dobla el pañuelo por la mitad de izquierda a derecha, pliega un tercio del pañuelo de izquierda a derecha de nuevo y dobla el rectángulo que queda por la mitad. Introdúcela en el bolsillo dejando al descubierto unos 2 o 3 cms en paralelo al bolsillo.

 

B.- Forma casual: Sujeta el centro del pañuelo con los dedos y recoge los extremos. A continuación, cógelo desde el centro y dale una forma abultada. Cuando hayas conseguido la forma introdúcelo en el bolsillo.

 

C.- Forma puntas: Es la forma más elegante para lucir el pañuelo. Si decides optar por esta manera de llevar el pañuelo debes doblarlo por la mitad y, del triángulo que resulta, dejar la punta abierta hacia arriba. Dobla los extremos hacia adentro y ponlos en el bolsillo. Puedes conseguirlo con dos puntas y con tres.

Un último apunte: La elegancia no se mide si vistes traje o vaqueros. Elegancia es vestir bien y acorde en función de las circunstancias que te rodean. El pañuelo dará un toque de distinción que te hará diferente al resto de los demás. Aunque también percibo a diario que la mayoría de los hombres ponen reparo a este complemento. A algunos les parece cursi, otros sencillamente no tienen gusto por el buen vestir e incluso los hay que les da vergüenza. Todo esto denota una circunstancia actual, el buen gusto por el vestir brilla por su ausencia. Quien viste un pañuelo de bolsillo demuestra una marcada personalidad y desde aquí os animamos a incorporarlo.