Noche de Reyes: Regala estilo e ilusión

La Noche de Reyes es pura magia, pequeños y mayores esperan con ilusión la llegada de sus majestades de Oriente y, por supuesto también, quieren encontrar, entre los regalos, lo que llevan meses esperando… ¿Acertarán este año? Seguro que con estas pistas sí.

Sí rotundo a los complementos
Sneakers, mocasines, cinturones… los complementos son recurridos y además gustan. ¿Porqué no regalarlos? Siempre viene bien tenerlos y además suman mucho estilo a cualquier look.

Regala alegría
Detrás de cada regalo hay una ilusión proyectada, un mensaje implícito. Este año os proponemos regalar optimismo, color… Las prendas de La Vespita o los jerséis y camisas de Paco Cecilio lo transmiten bien y seguro se acordarán de ti cuando lo lleven puesto.

Apuesta por lo clásico
Una americana, un zapato que no pasa de moda, una camisa blanca, un jersey… son regalos que refuerzan el fondo de armario, y también la imagen. Para los amantes del estilo encontrarán en estas prendas el regalo perfecto, tanto para recibir como para hacer.

Consejos para vestir el 31 de diciembre

Al año nuevo hay que saludarlo, y recibirlo, con nuestra mejor imagen y es que, es la ocasión perfecta para sacar nuestras mejores galas del armario. Las tradiciones de Nochevieja sólo tienen en común una cosa: En España todos comemos las uvas. Vamos a dar unos consejos para esos hombres que no están acostumbrados a usar traje habitualmente de cara a las fiestas navideñas que se acercan.

Todo hombre que pretenda ser elegante debe tener un fondo de armario compuesto por los siguientes trajes:

1.- Traje azul marino: Aconsejado para actos de noche y después de las 18:00 horas. Se usa con zapato marrón oscuro.

2.- Traje gris marengo: Para eventos de mediodía o mañana. Siempre requieren un zapato negro.

3.- Traje gris claro: Después de los dos lisos mencionados anteriormente, todo armario debe contar con un gris claro y, además, con terminaciones diferentes: espiga, ojo perdiz, etc. Os recomendamos usarlo con zapato coñac.

4.- Traje negro: Paradigma de la elegancia. Todo hombre que asista a fiestas, cenas de gala, etc. debe tener uno. No recomiendo usarlo en bodas, pero sí en funerales. Siempre con zapato negro.

5.- Raya diplomática: Finalmente otro traje que no debe faltar es la raya diplomática. Puede ser azul o gris. Recomiendo el azul para después de la caída del sol, el resto del día, gris.

Pero si queremos dejarlo de lado y el traje nos resulta también demasiado serio, podemos recurrir al popular «arreglado pero informal». ¿En qué se traduce esto? Básicamente en que la americana será nuestro mejor aliado para la última noche del año, eso sí con un buen zapato.

El Caballo: diseño y vanguardia

La armonía entre el diseño y la tradición es clave para conseguir el éxito. Buen referente de ellos son los orígenes de la marca El Caballo’, directamente vinculados al animal que lo bautiza. Sillas vaqueras, arreos y aperos de labranza fueron los primeros artículos que salieron al mercado y que hoy en día se simboliza en sus prendas de vestir.

El progreso agrícola  ha llevado a la marca El Caballo a ser referente en la ropa caza y la hípica, donde sus productos tienen un gran reconocimiento por su calidad y acabado. Prendas de abrigo, parkas, chaquetas, chalecos son una buena carta de presentación de la firma.

El afán de perfección y respeto por la tradición artesana llevó a El Caballo a saltar al mundo de la moda. Un salto  con el que encuentra su razón de ser y se convierte en un referente de estilo. Propuestas que hoy puedes encontrar en tiendas Paco Cecilio y también en nuestra e-shop www.pacocecilio.com

¿Qué regalar a un hombre si tiene de todo?

Cada Navidad ocurre lo mismo: ¿Qué regalarle si tiene de todo? ¿Un perfume? ¿Una corbata? ¿Un pijama? Rompe las reglas con estas propuestas de regalos masculinos con los que acertarás regalando moda ¡y también estilo!

El hombre ejecutivo de hoy viste sobrio y discreto. Desde Paco Cecilio queremos poner un toque de distinción y alegría en sus outfits, ¿qué te parecen estas propuestas?

  • La americana da elegancia y los zapatos la clase; por lo que podemos poner un detalle de color en la camisa La Española o con los cinturones de nuestra colección Otoño-Invierno.
  • Los zapatos de cordones son los más cómodos, pero también puedes regalar el clásico de borlaso de dos hebillas para darle un aire más chic a sus looks.
  • Las chaquetas, de dos botones, tejido tweed de espiga, cuadros o lisa con solapa ni estrecha ni ancha son una prenda perfecta para regalar. Y nunca están de más.
  • El pantalón La Vespita recto, sin pinzas, y descansando levemente sobre el zapato son otra de las opciones para incluir color en los regalos masculinos de esta Navidad.

CONSEJOS PARA SOBREVIVIR A LAS COMPRAS NAVIDEÑAS

En estas fechas todos andamos a vueltas buscando los mejores regalos, pensando en cenas y celebraciones, looks y complementos con los que acertar… e inevitablemente nuestra economía se resiente. Según un estudio publicado por la Asociación de Comercio Textil y complementos de la Comunidad de Madrid las ventas subirán, estas navidades, un 5,5%.

Ante estas previsiones, os damos consejos para racionalizar vuestras compras navideñas sin que vuestro bolsillo quede resentido:

1.- Haz un presupuesto detallando claramente lo que necesitas comprar. Haciéndolo así evitaras disgustos.

2.- Elabora una lista de regalos y cíñete a ella. No improvises sobre la marcha.

3.- No utilices en exceso las tarjetas de crédito. Estarías adquiriendo micro préstamos con un elevado interés que te pasarán factura en tus previsiones de gastos de los próximos meses.

4.- Aprovecha los descuentos y promociones que tienen todas las marcas de moda, sobre todo en las tiendas online. ¡Además evitarás colas y agobios!

5.- Anticipa, en la medida de lo posible, tus compras. Si planificas tus compras, y comparas precios, seguro ahorras una buena cantidad de dinero.

6.- Guarda todos tus tickets y comprueba cuál es el plazo de devolución.

7.- Exige tus derechos como consumidor.

 

7D: El debate decisivo desde el punto de vista de la imagen

La campaña electoral ha comenzado, y con ella, las intervenciones, mítines y debates, como el celebrado el pasado 7-D donde cuatro de los partidos candidatos a las próximas generales se vieron las caras. La imagen es fundamental en este tipo de actos, y también el cómo comunican a través de la misma. Y es que el estilo de vestir de cada uno de ellos dice mucho sobre el mensaje que quieren comunicar a sus votantes. Desde aquí, no vamos a entrar en material política porque no es nuestro papel, pero sí vamos a hacer una crítica al vestuario de cada uno de los candidatos.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría apostó por la elegancia: un atuendo sobrio y serio acompañado de una americana buscando transmitir imagen formal y austera. Chaqueta de terciopelo azul noche, por cierto muy bonita de corte y color, cruzada de dos botones dobles, entallada en los hombros y ensanchando según llega a cintura y cadera con las mangas recogidas. Pantalón ajustado gris y zapatos negros de tacón y acabados en punta. Llamaba la atención el color de los labios: rosa. Desde el mismo coche se la veía relajada, distendida, hablando con su asesora y la única que no iba pendiente del móvil, detalle que delata su experiencia y tranquilidad en este tipo de debates.

Albert Rivera lució traje gris marengo, camisa blanca con cuello de vestir y corbata granate. Su outfit era demasiado sobrio y clásico, algo que no es habitual en él. Llamaba la atención la anchura de las piernas de los pantalones y que el bajo hacia arrugas descansando encima del zapato negro. Esta rigidez en el vestuario denota su responsabilidad en el debate. Sabía que se jugaba mucho, pero su look no iba acorde con su target de votantes. Se le veía nervioso desde que bajó del vehículo que le llevó a plató, jugaba mucho con las manos. Un dato curioso en Albert que siempre se ha manejado bien en los medios. Sin embargo, cuando empezó el debate se vino arriba y mostró su facilidad de palabra.

Pedro Sánchez era el más moderno en su vestuario de los tres hombres y ganador, desde el punto de vista de la modernidad y actualidad, a la hora de vestir. Lucía americana Slim-fit azul Klein, camisa blanca con cuello vestir y corbata roja con pantalón gris marengo. No era acertado el color de su zapato, debería haber sido negro en lugar de marrón. Sin embargo, desde el punto de vista del vestuario era el que mejor transmitía la frescura de la regeneración política que todos quieren vender. Su imagen buscaba muy bien el target de votante joven entre 20-40 años.

Por último, Pablo Iglesias  cambió su camisa blanca habitual por una celeste con los puños remangados, pantalón vaquero y deportivas. Al llegar a las instalaciones de Atresmedia llevaba un abrigo de paño con las mangas excesivamente largas. Cubría toda su mano. Es un detalle que denota dejadez en el cuidado de su imagen. Desde el punto de vista del protocolo era el peor vestido. Aunque su mensaje sea dirigido al hombre y mujer trabajadora, debería cuidar mucho más los detalles de sus looks.

CALZADO VESTIR VS SPORT: Cómo combinarlo

Hoy en día no nos resulta extraño ver un look de traje o americana combinado con zapato sport e incluso en sneakers.
Desde esta Escuela del Buenvestir insistimos en seguir buscando la esencia de la elegancia en estos pequeños detalles.

No deberíamos renunciar a llevar zapatos de vestir clásicos cuando se apuesta por el traje. Sin embargo, sí es más habitual ver una combinación de americana con deportivas cuando se busca un aire sport chic en el look. Algo impensable hace una década, por ejemplo, hoy se ha convertido en una regla básica siempre que se lleve con la combinación adecuada. Es decir, no nos sirven todas las americanas, ni tampoco todas las deportivas. El secreto sobre todo, está en estas últimas. Zapatos deportivos adecuados, tanto en diseño, en color y detalles que casan a la perfección con una americana tweed, de paño o aires british.

 

Admitimos que el zapato clásico haya pasado a un segundo plano pero las modas van y vienen, por eso en un futuro volverán a tener el protagonismo que se merecen.

No hay nada más elegante que un hombre con traje y zapato clásico de Paco Cecilio o bien americana Paco Cecilio y pantalón de La Española o La Vespita de algodón combinado con un mocasín.  Una apuesta, de estilo, infalible.

NO TODOS SOMOS IGUALES

La semana pasada, concentrado principalmente durante el fin de semana, tuvo lugar la ya conocida y consolidada campaña del Black Friday.

Hemos hablado mucho sobre esta acción, su origen e implantación, por lo tanto, no hay mucho más que contar sobre esta costumbre americana que ya hemos adoptado como nuestra. De lo que si vamos a hablar y denunciar son las malas prácticas realizadas por grandes marcas y grupos de distribución que, además de hacer un daño irreparable, cuestión que a nosotros ni nos va ni nos viene, hacen mucho daño colateralmente a quienes llevamos la bandera la honradez y la transparencia en todas y cada una de nuestras acciones comerciales.

El prestigio, credibilidad y notoriedad no se compra en ningún gran almacén y se gana día a día, sin importar el tamaño de tu marca. Las firmas dedicamos muchísimos recursos a ganar la confianza de los consumidores y luchamos, en muchos de los casos, en desigualdad de condiciones frente a los grandes tiburones, pero siempre lo hacemos desde la profesionalidad y el respeto a nuestros clientes.

Prácticas comerciales vistas la semana pasada, donde los propios consumidores se han encargado a través de redes sociales de mostrar cómo varias cadenas remarcaban sus productos entre un 20 % y 40 % al alza para posteriormente sumarse al Black Friday, deberían ser castigados por sus clientes. Que por cierto, no son tontos.

Estas malas prácticas penalizan indirectamente a las marcas honradas y honestas… Nosotros, desde nuestro trato cercano y personalizado al cliente, hemos recibido comentarios que ponen en duda la política comercial de precios de las marcas. Desde Paco Cecilio aseguramos transparencias en los márgenes y siempre, acciones y promociones claras pensando en nuestros clientes. Ese es nuestro compromiso.