Looks para volver a la oficina ¡Acierta con estas propuestas!

Tras días de descanso, desconexión y cargar pilas toca empezar a pensar en la vuelta al trabajo y es que, esta época, se define por ser un buen momento para volver a empezar y os proponemos hacerlo con buen pie. Dando los mejor de vosotros y con looks favorecedores y una imagen algo renovada. ¡Estas son nuestras propuestas!

Clásicos que sientan bien
Unos chinos color camel y una camisa en tonos azules es un look de básicos entre básicos, pero qué bien sientan y cuánto dicen de ti. Favorece, es elegante y sin excesos. Puedes darle un toque más informal subiendo los puños de la camisa o arremangando el bajo del pantalón.

El Sport más chic
Todavía quedan días de verano (como dice la canción) para seguir llevando polos. Si apuesta por una parte de arriba en color, como este coral, te recomendamos unos pantalones neutros, como por ejemplo estos en azulón que darán todo el protagonismo a tu Polo Paco Cecilio.

Guiño al color

Con más o menos intensidad seguro que has cogido algo de color, si quieres potenciar tu bronceado apuesta por una camisa blanca. Prenda estrella del armario masculino y que favorece a todos por igual. Y si quieres hacer un guiño al color te recomendamos estos pantalones celeste de La Española. ¡Estarás perfecto para volver a empezar!

Blazer vs Americana: Descubre las diferencias

Con toda seguridad, hasta haber leído este post, no sabías que hubiese diferencia entre americana y blazer sino que pensabas que se trataba de una misma prenda. Pero no, la historia de la moda sigue enseñándonos cosas sobre el diseño, patrón y compostura de cada una de las piezas de nuestro fondo de armario.

La americana es más formal que la blazer. Esta pieza nace en el corazón de Inglaterra cuando con la evolución de la moda masculina pasaron a cortarse los faldones de la levita. Esto hizo que esta pieza ganase en practicidad y funcionalidad. También se modificó ligeramente la abertura posterior, dándoles un corte a cada lado y se eliminaron los botones pasando de tres a dos.

 

La versión más sport de este tipo de chaquetas se denomina Blazer. Suelen fabricarse con tejidos más resistentes como denim o lino y los bolsillos suelen ser de parche. Es perfecta para looks de aires deportivos. El nombre de la prenda se remonta al S. XIX, cuando durante una visita de la reina Victoria de Inglaterra al buque Blazer, se encargaron unas chaquetas especiales que más tarde cogieron fama entre los miembros de la tripulación y más tarde su círculo.

CAMBIO DE ESTILO Después DE ADELGAZAR: Claves para acertar

Muchos hombres se enfrentan a este reto: encontrar su estilo después de una pérdida de peso y es que si has conseguido bajar unos kilos te sentirás muy bien contigo mismo. Estarás eufórico y con unas ganas tremendas de lucir prendas que antes no podías. 

Antes de nada haz un análisis morfológico de tu cuerpo: analiza cómo ha quedado tu figura, descubre los puntos positivos y reálzalos. Para disimular la barriga, que seguro que es menos prominente que antes, utiliza camisas en lugar de camisetas, no ciñas en exceso el cinturón y encaja bien tu americana tanto en hombros como en cintura.

Si quieres parecer más estabilizado te proponemos pantalones de talle bajo con pernera estrecha y sin pinzas. Son pequeños trucos que te ayudarán a aparentar que eres más alto y más delgado. 

Una vez tengas claro la paleta de color y tu morfología ahora sí toca definir tu nuevo estilo: Cada hombre tiene su personalidad y es importante no traicionarla. Además, tu forma de vestir, dependerá mucho del estilo de vida que lleves y de tu trabajo. 

Para los días más informales donde puedas prescindir de la rigidez de la americana, puedes optar por camisa de cuello botón estilo casual y pantalón vaquero o chino de algodón con elastano. Las camisas de Paco Cecilio se caracterizan por estar muy elaboradas, con formas ajustadas, que harán destacar tus progresos en el gym y tu pérdida de peso. 

Vístete disimulando los kilos: Consejos para parecer más delgado

Sea, o no, tu caso a la gran mayoría de los hombres les preocupa lo mismo: cómo vestirse para parecer más delgado. Se pasan la vida con efecto acordeón: todo el año engordando y adelgazando. Te dejas llevar, comes más de la cuenta, no cuidas la dieta, dejas de hacer deporte…. y ¡¡zas!!!¡ Has cogido cinco kilos más que además suelen ir siempre al mismo sitio: la tripa. Entonces se encienden todas las alarmas. Dejas la cerveza, el pan, los frutos secos, los hidratos de carbono y te apuntas al gimnasio. ¿Te suena?  Un círculo que se repite una y otra vez

Esto, además de a nivel físico, también tiene efectos colaterales en el armario. Pantalones, camisas, trajes, chaquetas… prendas de dos tallas diferentes según esté tu cuerpo. La teoría la sabemos todos: comida sana, hábitos saludables, 30 minutos de deporte diario, pero sobre todo, mucha fuerza de voluntad. Y ahí está el quid de la cuestión… Comer con agua es saludable, pero no negareis que no es lo mismo. Una cerveza con la jarra bien fría es muy apetecible. Un helado de postre no es lo más recomendable que una pieza de fruta, pero la tentación es grande.

Si te estás viendo descrito en este artículo vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a disimular tus kilos cuando la fuerza de voluntad te falle:

  1. Utiliza bermudas anchos.
  2. No utilices prendas muy ajustadas.
  3. No abuses de los estampados.
  4. Evita rayas horizontales.
  5. Usa zapatos de colores vivos: Te mirarán los pies en lugar de la tripa.
  6. Utiliza colores claros en verano y oscuros en invierno.

Son consejos que también conviene tener en cuenta a la hora de comprar tus prendas este verano y de usar las que tienes en el armario.