La fuerza de un buen traje

La fuerza de un buen traje

Un hombre que viste bien es un hombre que se siente poderoso. Que las hechuras de tu traje queden en su sitio perfecto, quede bien y sienten como deben, sube tu autoestima y moral. Sin embargo, mina tu ánimo si ocurre lo contrario, es decir, que las hechuras no se adaptan bien a tu cuerpo, si la chaqueta te queda justa, la americana se abre y las solapas no quedan en su lugar.

Un hombre elegante y con los pantalones bien puestos debe hacer que el largo de la parte de atrás llegue justo al tacón del zapato.  El traje para imponer respeto no tiene que ser gris o negro. Diferentes tejidos o estructuras de confección pueden hacer del traje un elemento tremendamente confortable. Una chaqueta desestructurada, e incluso de algodón, pueden reforzar tu personalidad. Como novedad en las últimas temporadas es la inclusión de elastano.  Tejido que imprime una comodidad a la prenda digna de mención y hace que hombre que lo prueba, solo quiere repetir este tejido. Ocurre igualmente con camisas y pantalones.  Parecerá ir en camiseta y vaqueros cuando en realidad llevas un traje de infunde un gran respeto a quien te ve y observa.

La fuerza de un buen traje

Aunque si es traje clásico y tradicional, por ejemplo, de lana, te puede durar mucho tiempo. En cuanto a colores, la recomendación siempre será colores como azul marino o gris. Sientan bien a todo el mundo y sirve para todas las situaciones.

Para hombres más transgresores, la opción es jugar con las texturas o colores más atrevidos, por ejemplo, granate o azul Klein. También tienes la opción de raya diplomática o traje de terciopelo.

Tendencias de Otoño: ¡Lo que llevarás!

El otoño está a la vuelta de la esquina por lo que es momento de empezar a conocer las tendencias que llevarás, los colores que vendrán con fuerza y, lo que es más importante, cómo puedes interpretarlas con tu personalidad para hacerlas tuyas. ¡Toma nota!

Denim y más denim
El tejido vaquero sigue siendo el rey indiscutible del street style y es que, en realidad, nunca ha dejado de serlo. Este año lo llevarás tanto en pantalones como en camisa, pero también en chalecos, y chaquetas.

Inspiración años 80
Los años 80 serán fuente de inspiración a la hora de vestir. Los estampados cobran fuerza, así como las chaquetas bomber, los acolchados y también los maxiabrigos.

Aire Sport
Los looks en clave sport siguen siendo pegando fuerte. Zapatillas, sudaderas y capuchas serán algunos de los guiños que seguiremos llevando esta temporada.

Los complementos que necesitas
Las mochilas, de piel o de paño, serán el complemento perfecto en el armario masculino. La llevarás tanto con zapatillas, como con traje.

Como siempre, en Paco Cecilio, sabemos lo que te gusta y lo que te sienta bien por ello, en nuestra próxima colección otoño invierno, que muy pronto podrás conocer, tendrás guiños a estas tendencias manteniendo la estética de siempre.

Looks para volver a la oficina ¡Acierta con estas propuestas!

Tras días de descanso, desconexión y cargar pilas toca empezar a pensar en la vuelta al trabajo y es que, esta época, se define por ser un buen momento para volver a empezar y os proponemos hacerlo con buen pie. Dando los mejor de vosotros y con looks favorecedores y una imagen algo renovada. ¡Estas son nuestras propuestas!

Clásicos que sientan bien
Unos chinos color camel y una camisa en tonos azules es un look de básicos entre básicos, pero qué bien sientan y cuánto dicen de ti. Favorece, es elegante y sin excesos. Puedes darle un toque más informal subiendo los puños de la camisa o arremangando el bajo del pantalón.

El Sport más chic
Todavía quedan días de verano (como dice la canción) para seguir llevando polos. Si apuesta por una parte de arriba en color, como este coral, te recomendamos unos pantalones neutros, como por ejemplo estos en azulón que darán todo el protagonismo a tu Polo Paco Cecilio.

Guiño al color

Con más o menos intensidad seguro que has cogido algo de color, si quieres potenciar tu bronceado apuesta por una camisa blanca. Prenda estrella del armario masculino y que favorece a todos por igual. Y si quieres hacer un guiño al color te recomendamos estos pantalones celeste de La Española. ¡Estarás perfecto para volver a empezar!

Blazer vs Americana: Descubre las diferencias

Con toda seguridad, hasta haber leído este post, no sabías que hubiese diferencia entre americana y blazer sino que pensabas que se trataba de una misma prenda. Pero no, la historia de la moda sigue enseñándonos cosas sobre el diseño, patrón y compostura de cada una de las piezas de nuestro fondo de armario.

La americana es más formal que la blazer. Esta pieza nace en el corazón de Inglaterra cuando con la evolución de la moda masculina pasaron a cortarse los faldones de la levita. Esto hizo que esta pieza ganase en practicidad y funcionalidad. También se modificó ligeramente la abertura posterior, dándoles un corte a cada lado y se eliminaron los botones pasando de tres a dos.

 

La versión más sport de este tipo de chaquetas se denomina Blazer. Suelen fabricarse con tejidos más resistentes como denim o lino y los bolsillos suelen ser de parche. Es perfecta para looks de aires deportivos. El nombre de la prenda se remonta al S. XIX, cuando durante una visita de la reina Victoria de Inglaterra al buque Blazer, se encargaron unas chaquetas especiales que más tarde cogieron fama entre los miembros de la tripulación y más tarde su círculo.

CAMBIO DE ESTILO Después DE ADELGAZAR: Claves para acertar

Muchos hombres se enfrentan a este reto: encontrar su estilo después de una pérdida de peso y es que si has conseguido bajar unos kilos te sentirás muy bien contigo mismo. Estarás eufórico y con unas ganas tremendas de lucir prendas que antes no podías. 

Antes de nada haz un análisis morfológico de tu cuerpo: analiza cómo ha quedado tu figura, descubre los puntos positivos y reálzalos. Para disimular la barriga, que seguro que es menos prominente que antes, utiliza camisas en lugar de camisetas, no ciñas en exceso el cinturón y encaja bien tu americana tanto en hombros como en cintura.

Si quieres parecer más estabilizado te proponemos pantalones de talle bajo con pernera estrecha y sin pinzas. Son pequeños trucos que te ayudarán a aparentar que eres más alto y más delgado. 

Una vez tengas claro la paleta de color y tu morfología ahora sí toca definir tu nuevo estilo: Cada hombre tiene su personalidad y es importante no traicionarla. Además, tu forma de vestir, dependerá mucho del estilo de vida que lleves y de tu trabajo. 

Para los días más informales donde puedas prescindir de la rigidez de la americana, puedes optar por camisa de cuello botón estilo casual y pantalón vaquero o chino de algodón con elastano. Las camisas de Paco Cecilio se caracterizan por estar muy elaboradas, con formas ajustadas, que harán destacar tus progresos en el gym y tu pérdida de peso. 

Vístete disimulando los kilos: Consejos para parecer más delgado

Sea, o no, tu caso a la gran mayoría de los hombres les preocupa lo mismo: cómo vestirse para parecer más delgado. Se pasan la vida con efecto acordeón: todo el año engordando y adelgazando. Te dejas llevar, comes más de la cuenta, no cuidas la dieta, dejas de hacer deporte…. y ¡¡zas!!!¡ Has cogido cinco kilos más que además suelen ir siempre al mismo sitio: la tripa. Entonces se encienden todas las alarmas. Dejas la cerveza, el pan, los frutos secos, los hidratos de carbono y te apuntas al gimnasio. ¿Te suena?  Un círculo que se repite una y otra vez

Esto, además de a nivel físico, también tiene efectos colaterales en el armario. Pantalones, camisas, trajes, chaquetas… prendas de dos tallas diferentes según esté tu cuerpo. La teoría la sabemos todos: comida sana, hábitos saludables, 30 minutos de deporte diario, pero sobre todo, mucha fuerza de voluntad. Y ahí está el quid de la cuestión… Comer con agua es saludable, pero no negareis que no es lo mismo. Una cerveza con la jarra bien fría es muy apetecible. Un helado de postre no es lo más recomendable que una pieza de fruta, pero la tentación es grande.

Si te estás viendo descrito en este artículo vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a disimular tus kilos cuando la fuerza de voluntad te falle:

  1. Utiliza bermudas anchos.
  2. No utilices prendas muy ajustadas.
  3. No abuses de los estampados.
  4. Evita rayas horizontales.
  5. Usa zapatos de colores vivos: Te mirarán los pies en lugar de la tripa.
  6. Utiliza colores claros en verano y oscuros en invierno.

Son consejos que también conviene tener en cuenta a la hora de comprar tus prendas este verano y de usar las que tienes en el armario.

Bolas en la ropa y cómo evitarlas

Todos en alguna ocasión hemos sufrido en nuestras propias carnes el efecto desagradable del pilling –término que proviene del inglés pills, que significa píldora o bolita- y no son más que esas bolitas que aparecen en la superficie de alguna prenda, normalmente en las de punto.

El pilling está compuesto por miles de fibras que aparecen por frotación. Es decir cuando frotas, por ejemplo, la manga de un jersey con el cuerpo. Esta frotación se convierte en bolitas y son persistentes en tejidos compuestos, al menos, de dos materias que tienen diferentes resistencias físicas.

Pongamos un ejemplo: Un jersey compuesto de lana y poliéster. Las bolitas aparecen porque la resistencia a la tracción y al roce de la lana es inferior a la del poliéster… y a fuerza de frotar salen las odiadas bolitas. Estas bolitas están compuestas de pequeños tramos de fibras de lana partidas que quedan unidas a la prenda a través de las fibras de poliéster que al ser de alta resistencia no se parten y mantienen adherido el conjunto a la superficie del jersey haciendo que quede inservible porque a la vista resulta estropeada y fea.

El pilling suele ocurrir en prendas de punto porque los hilos que  se utilizan tienen menos torsión, es decir, tienen menos vueltas en el proceso de fabricación y quedan menos apretadas por lo que facilita que las fibrillas que componen  se salgan del mismo

Nuestra recomendación para evitar estas bolitas en la ropa es comprar prendas que no tengan mezcla de fibras, es decir, que sea sólo lana o algodón….Pero si a pesar de todos estos consejos aparecen las bolitas hay un remedio casero que nunca falla: Cortarlas con una maquinilla sabiendo que si salieron una vez volverán a salir de nuevo.

Consejos para aprender a combinar el color de tu ropa

Combinar colores y prendas es un arte con el que pocos nacen y muchos aprenden a lo largo de la vida. Aunque por mi experiencia os puedo contar que muchos hombres no lo hacen nunca y, es más, se convierte en un verdadero quebradero de cabeza durante toda su vida.

A la hora de comprar solemos, principalmente, fijarnos en el escaparate y, posteriormente, dejarnos asesorar por el vendedor de la tienda. Es muy común que el hombre entre en la tienda y pida el look completo del maniquí del escaparate. Es una liberación para muchos de ellos, pero si quieres empezara decidir por ti mismo toma nota:

El vendedor nos mostrará las últimas novedades y tendencias de la colección y nos asesorará en función de la morfología de nuestro cuerpo, rasgos físicos, color de piel y cabello, etc… Escúchale y pon en valor sus sabios consejos.

En los últimos tiempos, y cada vez más, leemos en blogs de moda escritos por influencers y nos dejamos llevar por sus recomendaciones y sus consejos nos pueden resultar de gran utilidad.

A la hora de elegir puedes optar por los colores básicos con los que nunca se falla y además son fáciles de combinar: blanco, celeste o rosa en camisería; marino y gris marengo o negro en pantalones y azul marino en traje o chaqueta. Además tanto si compras dos o más prendas, como si solo compras una, seguro puedes combinar con las prendas que tienes en tu armario.

Si por el contrario, eres de los que te gusta arriesgar y salir de la monotonía entonces tendrás que buscar consejos en blogs de moda, leer revistas sobre estilo, escuchar a los profesionales de las tiendas para que te asesoren y arriesgar. A veces se gana… y otras se aprende.

Moda masculina: Tres apuestas arriesgadas que pueden salir bien

En moda no hay nada escrito, todo depende de la actitud con la que se defienda una prenda o un look. Y aunque bien es cierto que, desde esta Escuela del Buen vestir, hacemos hincapié en algunas normas básicas y de protocolo que ayudan a equilibrar el outfit perfecto, a veces, como todo en la vida, hay que arriesgar y ganar. Crear tu propio estilo y el verano se presta a ello. Hoy hablamos de tres apuestas arriesgadas que pueden salir muy bien.

Traje con alpargatas

En un post reciente hablábamos de la fuerza de los espadriles como calzado de verano y hoy apostamos por incluirlas también con traje. Atrévete a llevarlo en ambientes formales, pero donde no se pida un protocolo –en una boda o en un funeral están descartados-. Apuesta por un traje ligero, monocolor y prescinde de la corbata. Salvador Dalí fue el primero que se atrevió a hacerlo.

Rayas y cuadros

A pesar de que son muchas las veces que hemos hablado de no mezclar estampados (por ejemplo entre camisas y corbatas), en un ambiente informal todo cabe. Las rayas marineras, por ejemplo, tan propias de este tiempo pueden mezclarse con unas bermudas de cuadros –busca siempre el equilibrio de color y juega con los complementos. Si prefieres ser más sutil pon el punto de contraste en un pañuelo de lunares, por ejemplo, si llevas una americana de cuadros.

Camiseta y americana

La americana es una de nuestras prendas fetiche y las combinamos, prácticamente, con todo. Un look estival que nos gusta mucho es una camiseta de algodón con una americana de lino y unas zapatillas deportivas. Simple, cómodo y con un punto muy chic.

Consejos de estilo: Cómo vestirse para combatir el calor

Los veranos cada año son más calurosos y combatir el calor, manteniendo el estilo, se está convirtiendo en una labor ardua y difícil. Hay días donde las horas centrales son un suplicio si estás trabajando.

Para combatir estas altas temperaturas, y en ocasiones altísimas, debes elegir muy bien tus prendas. Desde luego, el primer consejo es usar fibras naturales. Por ejemplo lino y algodón.

Las prendas 100 % lino son ideales, a pesar de tener la desventaja de la arruga, pero si lo asumes adelante. Lo agradecerás. En todo caso, casi siempre lo mezclamos con algodón, por ejemplo, en las americanas.

El algodón es el tejido natural más consumido porque todo son ventajas: hoy en día plancha bien, fija muy bien los colores y ayuda a combatir el calor.

En el sentido contrario estaría el poliéster. Es una fibra de resina sintética, con bajos costes de producción, que no arruga y con larga vida. Es cada vez más utilizado, pero su composición anula cualquier capacidad de transpiración, produciendo sudor y reteniendo el olor. Vamos, una bomba en verano. Por todo lo relatado no debes usar prendas con mayoría de esta composición en verano. Sudarías mucho y pasarás calor.

Además de la composición de la prenda, para combatir el calor, y siempre y cuando puedas permitírtelo, es muy aconsejable apostar por prendas frescas y ligeras, como el polo y las bermudas. El ambiente relajado de las vacaciones ayuda mucho el uso de estas prendas. Su consumo va en auge cada año, coincidiendo casualmente con las temperaturas propias de la época estival.

Un último consejo: elige prendas confeccionadas específicamente para esta estación del año. Poca estructura, sin forros y más holgadas son atributos de las camisas, pantalones o chaquetas fabricadas pensando en el verano.