Guía útil del comercio: Hojas de reclamaciones

Guía útil del comercio: Hojas de reclamaciones

Las hojas de reclamaciones son un instrumento básico de defensa y garantía de los consumidores y usuarios, permitiendo que éstos puedan poner en conocimiento de la autoridad competente sus quejas en relación con las transacciones comerciales realizadas.

Las personas físicas o jurídicas tendrán a su disposición de estos consumidores las hojas de reclamaciones. Además, de las hojas de reclamaciones se deberá exhibir de modo permanente y visible al público un cartel en el que figure de forma legible la leyenda “Existen hojas de reclamaciones a disposición del consumidor”.

Guía útil del comercio: Hojas de reclamaciones

Dicho cartel se ajustará al modelo oficial aprobado. Dicho cartel informativo es competencia del ayuntamiento donde radique el comercio. El no disponer de las hojas de reclamaciones se considera una infracción leve en materia de normalización, documentación y condiciones de venta.

Guía útil del comercio: La Publicidad

Guía útil del comercio: La Publicidad

Con el fin de dar a conocer sus promociones, ofertas, y en general, su actividad, el comercio puede realizar acciones publicitarias que pongan de manifiesto el contenido y los elementos diferenciadores respecto a la competencia.

Para realizar estas acciones hay que tener en cuenta la redacción de los mensajes, de forma que estas no vayan en contra de las normas existentes en el mercado.

La ley general de publicidad define la publicidad como toda forma de comunicación realizada en el ejercicio de una actividad comercial con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones.

Al mismo tiempo, declara como ilícita la publicidad engañosa y desleal, considerando como engañosa aquella que induce a error a sus destinatarios.

Del mismo modo, define como desleal la publicidad que tiene como objetivo provocar la confusión y descredito de empresas competidoras. Las cláusulas, condiciones o estipulaciones que se apliquen a la oferta, promoción o venta de productos, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Claridad y sencillez en la redacción.
  2. Entrega al interesado de recibo, factura o justificante de la operación.
  3. Buena fé y equilibrio de las contraprestaciones.

Pagar con tarjeta de crédito y débito: Lo que debes saber

La comodidad, el ritmo de vida o la mente cada vez más online hacen que cada  vez sea más común utilizar tarjetas de crédito y débito como medio de pago e incluso, con frecuencia,  los establecimientos comerciales ofrecen a sus clientes la posibilidad de efectuar sus pagos con diferentes tipos de tarjetas.

Conviene aclarar que los comercios no están obligados a aceptar este instrumento de pago, si es frecuente que, como consecuencia de la competencia existente y a fin de facilitar las compras de sus clientes, se ofrezca, prácticamente en todas las tiendas, la posibilidad de usarlas.

Como consumidor, siempre que la tienda donde estés realizando tu compra permita el pago con tarjeta debe estar publicitado en el propio establecimiento mediante vinilos o cartelería en los escaparates y mostradores, y solo en este caso no podrá negarse a aceptarlas en ningún momento, excepto por causas técnicas ajenas o mediante anuncios específicos de suspensión temporal de su uso.

Por último, y para vuestra información como clientes, la utilización de las tarjetas no puede suponer, en ningún caso, un recargo por su uso. Los justificantes de pago realizados con tarjeta deben ser guardados por el comerciante, al igual que las facturas, por un periodo de cinco años.