La camisa negra a debate: Cuando y cómo usarla

Si hay una camisa que siempre está en todas las colecciones junto a la blanca, sea primavera/verano u otoño/invierno, es la negra. Todas las marcas de moda las incluyen, en algunos casos como básicos de temporada. Pero del mismo modo que levanta pasiones también genera controversias. Para algunos es paradigma de elegancia, para otros signos de ambientes mafiosos.

Y es raro de entender porque, por ejemplo, nadie pone en duda que el traje o zapato negro debe ser usado en ambientes o eventos formales. Sin embargo, la camisa negra puede usarse en looks sport para salidas nocturnas.

Si eres muy futbolero sabrás que el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo “cholo” Simeone, siempre viste totalmente de negro. Da igual que el partido sea a las 12:00 horas, por la tarde o por la noche. Su look es siempre totalmente negro, incluido la prenda de abrigo en invierno, lo que nos inclina a creer que se trata más de superstición que tendencia.  También es frecuente ver a Pep Guardiola también se rinde al negro.

Es un color que estiliza mucho la figura, adelgaza y sienta bien a personas con tez clara. Su uso como color de camisa limita mucho la combinación de corbatas, sin embargo, usado en traje con camisa clara abre mucho el abanico de posibilidades.

Del mismo modo una camisa negra admite ser usada para una cena informal con amigos o para ambientes laborales. Según lo escrito, podemos encuadrar la camisa negra en tres contextos:

  1. Situaciones informales y de ocio.
  2. Empresa o negocios.
  3. Bodas, ceremonias o eventos.

Después de estas tres exposiciones nos inclinamos en la recomendación de uso de este color comodín de camisa para eventos de más o menos formalidad fuera de ámbitos laborales y acontecimientos sociales que queramos enmarcar dentro de una elegancia relativa.