Normas para llevar bien una chaqueta

Normas para llevar bien una chaqueta

Llevamos varias temporadas con un auge importante en la venta de chaquetas en nuestra cadena de tiendas. Es debido a las fluctuaciones típicas del mercado. Después de años de estar en tendencia el traje, los clientes tienen varios modelos y colores en el armario y deciden, cuando salen de compras, optar por las múltiples funcionalidades y versatilidad que ofrece la chaqueta.

Hay pocas prendas que permitan tantas posibilidades. Igual nos vale para vestir clásico como informal. Además, debido a las buenas temperaturas que gozamos, hace que gran parte del año no llevemos abrigo pasando a ser la verdadera protagonista frente a las personas con las que convivimos a diario.

Normas para llevar bien una chaqueta

Por este motivo, debemos encajarla bien en pecho y espalda no dejando a la vista ninguna arruga. Destruiría nuestra elegancia. No debe quedar justa en la cintura abrochando holgadamente. Realmente la chaqueta nace en los hombros y su unión con la manga. Otro punto importante es el largo. La tendencia actual es acortar la chaqueta respecto a años anteriores. Depende de tu talla, pero en función de esta, el largo debe estar en 72-74 cms frente a los 76-78 cms de años pasados.

Si quieres mejorar tu imagen, y seguro que quieres, de otra manera no estarías leyendo este artículo, hay un aspecto fundamental y que no siempre el cliente sabe. La expresión máxima de elegancia es descubrir el puño de la camisa 2 cms por debajo de la manga de la americana. Y si usas gemelos no aplicar esta norma sería imperdonable.  La chaqueta puede tener una o dos aberturas en la espalda. Nos permite sentarnos cómodamente, acceder con facilidad a los bolsillos del pantalón. La abertura proviene de principios del siglo XX cuando en el campo esta prenda era usada para montar a caballo. Otro detalle muy importante para realzar tu elegancia, y que deberías usar independientemente de vestir clásico o informal, es el pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta.

Normas para llevar bien una chaqueta

Las chaquetas hoy en día son de uno o dos botones. Las más modernas, informales y juveniles son de un botón. Las más clásicas y formales, de dos. Cuando usemos chalecos, otra prenda en tendencia, tienes que llevar desabrochada la chaqueta, si no es así, siempre abrochada el botón superior. Desabróchatela sólo cuando estés sentado en comidas de trabajo, reuniones o tu mesa de escritorio.

¿Por qué los hombres se visten siempre igual?

La toma de decisión cada mañana frente al espejo de qué ponerse consume mucha energía. Por eso muchos hombres deciden siempre vestirse igual y caer en la rutina. Esto no quiere decir que no se cambien de ropa y vayan aseados, quiere decir que todas las camisas y trajes son, prácticamente, del mismo color y modelo. Tienen una fórmula básica que no les falla y la repiten constantemente.

Podemos analizar esta actitud desde dos vertientes. Por un lado, desde el punto del marketing, que busquen proyectar siempre la misma imagen -esto ayuda a construir una marca personal -. Por otro lado, esa renuncia a la moda y las tendencias hace que las marcas innovadoras y creativas tengamos dificultades  para expresar nuestros pensamientos y diseños.

Un personaje muy proclive a esta moda de vestir siempre igual, sea verano o invierno, es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Siempre va impecable, pero nunca le veras con otro look que no sea traje azul marino, camisa celeste y corbata azul marino a pesar de las inmensas posibilidades que tiene a su disposición.

ALTURA DEL DOBLADILLO DE LOS PANTALONES: en su justa medida

El límite está en el tobillo: ni más arriba, ni más abajo. Llevarlo más arriba haría que el pantalón quedase muy corto y nuestra imagen muy ridícula, pero también queda muy feo llevar un pantalón con el dobladillo muy abultado y ancho. Nuestra recomendación es que si sobra tela se acorte a cuatro centímetros de la suela del zapato.

Pero últimamente estamos viendo una nueva tendencia, que no es otra que llevar los bajos del pantalón remangados hasta el tobillo dejando ver los calcetines. Esta forma de llevar el pantalón proviene del estilo rockabilly de los años cincuenta y de personajes como James Dean o John Travolta. Nuestra recomendación es que si quieres llevar esta tendencia antes asegúrate de que estar en el ambiente apropiado, sino es preferible no arriesgar y hacer los dobladillos cosidos como se ha hecho toda la vida.

Si quieres probar a lucir tendencia sólo tienes que doblar el bajo del pantalón hacia arriba. Según el largo del pantalón, con dos o tres vueltas sería suficiente. Pero eso sí, el pantalón debe ser Slim-fit. De otra manera quedaría muy feo y no te gustaría el resultado. Otro consejo para llevar esta tendencia es cuidar los detalles, como por ejemplo no dejar a la vista la pierna y escoge bien los calcetines, innova con colores vivos y guarda los negros o marrones para otras ocasiones.

Desde esta Escuela del buen vestir te animamos a llevar tendencias pero no renuncies, ni pierdas de vista, las normas básicas de la elegancia: saber cuándo llevarlos, una situación casual o informal puede ser un buen momento, pero nunca en una entrevista de trabajo o un evento donde se requiera formalidad.