Tipos de Zapatos Sport

Tipos de Zapatos Sport

Últimamente hay una cierta relajación en el vestir del hombre y se nota en el calzado. El hombre no es consciente de la importancia del calzado y como este puede hacer cambiar la impresión de quien tenemos enfrente. Ahora el hombre se calza las deportivas y andando…..Pero es hora de enmendar errores y empezar a conocer cuáles son las opciones de calzado que existen para vestir correctamente tus looks más casual.

Hay muchas opciones y variadas: mocasines, náuticos, serraje, piel….cada uno tiene su momento y su combinación y se puede mejorar mucho tu imagen sólo conociendo sus posibilidades.

En serraje se pueden hacer diferentes modelos de zapato. Desde el Oxford, el mocasín o el full brogue. Existen varias consideraciones a tener en cuenta. No solo la costura determina la consideración más o menos sport. También la estructura.

Tipos de Zapatos Sport

Aunque el serraje es un material informal, según el modelo, incluso se puede usar con traje. Aunque lo más frecuente es usarlo con chaqueta, pantalón de sport, e incluso en vaqueros.

Hasta la I Guerra Mundial, los ingleses marcaban la moda en el calzado. Pero después de la confrontación bélica, los americanos exportaron un zapato cómodo, el mocasín. Posteriormente, los italianos lo perfeccionaron. Es ideal para combinar con pantalón de vestir en situaciones sport.

El náutico es el zapato clásico de verano por su suela de goma y su gran comodidad al andar. Se remonta a principios del siglo XX, cuando los más adinerados lo usaban en sus barcos de recreo para no escurrirse en la cubierta. Por ello, surgió la necesidad de crear un modelo de calzado antideslizante que no resbalara al practicar actividades marítimas.

Calzado impecable: Como la horma de tu zapato

Cuantas veces habremos escuchado la popular expresión ‘Como la horma de tu zapato’ que viene a decirnos algo que encaja contigo al 100%. Ni sobra, ni falta. ¿Te has planteado alguna vez qué papel juega la horma de tu zapato en la fabricación y uso de tu calzado? La horma es la clave para que un zapato sea cómodo y confortable o, por el contrario, moleste, roce y acabes con un infernal dolor de pies al final de la jornada.

Paco Cecilio: Calzado impecable

La horma parte de un trozo de madera que se pule y rasa para obtener el perfil buscado. Sobre este molde se diseña el zapato. Con esto haremos que el empeine sea más o menos ancho, la puntera más o menos recta o cuadrada…. A partir de ahí, se cortan las piezas en la piel elegida, se iguala el grueso, se cose el forro y se refuerzan las diferentes piezas.

Todo se une mediante costuras y se deja preparado para fijarse a la suela. Este último proceso puede ser pegado o cosido, aunque la técnica más prestigiosa es el sistema Goodyear. Se trata de un triple cosido de la planta, el piso y el corte del calzado para tener un resultado impecable.

Paco Cecilio: Calzado impecable