Ir elegante no es ir a la moda

  Buen vestir   Ir elegante no es ir a la moda

Ir elegante no es ir a la moda

Ir elegante no es ir a la moda

Un hombre que viste a la moda no es sinónimo de ir elegante, del mismo modo que un hombre elegante no quiere decir que vaya a la moda. Aunque esto último tiene más razón de ser y se cumple más veces que lo anterior.

Cuando una prenda la lleva mucha gente suele ser señal de estar de moda. Es una máxima que se repite año tras año. Pero no quiere decir que esa prenda sea referente en cuanto a elegancia. Hay prendas que sin saberlo bien se ponen de moda, y todo el mundo quiere usar y poner. También hay un determinado público que huye de estas tendencias, no quiere ir vestido como los demás, y busca cierta exclusividad. Esto último es difícil, salvo que optes por marcas premium o elitistas.

De lo primero tiene mucha culpa el “pret a porter”, expresión francesa que significa: “preparado o listo para llevar”. Pret a porter es el arte de poder ir a tu tienda favorita, elegir el modelo que te guste, llevártelo y ponerlo en ese mismo momento. Estas producciones en serie hacen posible el fenómeno descrito en el segundo párrafo.

Ir elegante no es ir a la moda

No se puede achacar la elegancia de un hombre a su forma de vestir. La elegancia es algo más que las prendas que llevamos. Es la manera de llevarlas, sus formas, su educación, su respeto hacia los demás……Incluso también no solo en su vestimenta, sino cómo comportarse en una comida de empresa, reunión de trabajo….

Tener el armario lleno de prendas de moda es un síntoma de ser víctima de la moda que de una persona elegante. Utiliza siempre una máxima en el vestir: combina originalidad y moda. Es la clave del éxito del hombre.

No hay comentarios
DEjar un comentario