LA CAMISA PERFECTA

  colecciones hombre   LA CAMISA PERFECTA

LA CAMISA PERFECTA

La camisa se confecciona con dos metros de tejido. La calidad de estos dos metros determinará el aspecto general de la camisa. Al estar en contacto con la piel debe ser, a ser posible, 100 % algodón. En su defecto con mezcla de poliester. Transpirará peor, pero se planchará mejor. Aunque hoy en día, los algodones apenas se arrugan y planchan muy bien.

Hay dos tipos de puños básicos. Por un lado, el francés, que es el más formal. Se dobla hacia arriba y se abrocha con gemelos. Por otro lado, los tipos barril. Son los más comunes y se abrocharán con dos botones.

Fundamentalmente, hay tres tipos de cuellos:

  • BOTTON DOWN O CUELLO BOTÓN: Perfecto para el trabajo o vestir informal y no usar corbata. Lo inventó en 1900 John Brooks, inspirándose en las camisas de los jugadores de polo que las usaban para que los picos no aletearan durante el juego.
  • ITALIANO O ABIERTO: Su largo depende del ancho de las solapas y las corbatas. Deja que la protagonista del outfit sea la corbata, luciendo según sea tu gusto, un nudo más o menos grueso.
  • BOTÓN OCULTO: Debe su fama a Eduardo VIII. Al llevar los botones abrochados y ocultos, dan volumen a la corbata.

 

La ojalera puede ser vista o oculta, Las puntadas cuanto más pequeñas, mejor. Si es oculta, la camisa es más formal, si es a la vista pierde seriedad. Lo ideal es que lleve botón en la apertura de la manga. En días calurosos te permite remangar la manga con más facilidad. Los botones deben ir cosidos en cruz. La manga debe ser ancha y, al llegar el puño, doblarse en pliegues.

Con o sin corbata, el cuello debe mantenerse recto por si mismo. Por esta razón, es fundamental la elección del forro, que ser de algodón. Ligero para los modelos sport o casual y rígido par un modelo de vestir.

Las sisas nunca deben ser muy ajustadas. La manga, además, tiene que ser lo suficientemente larga como para sobresalir un centímetro de la chaqueta con el brazo doblado.

No hay comentarios
DEjar un comentario