La pajarita: Historia de un complemento

La pajarita ha sufrido una recuperación en la primera década del siglo XXI. Un accesorio que se usaba, casi con exclusividad, con frac y esmoquin ha pasado a usarse en looks informales, a diarios y en un estilo muy preppy.

Es una pieza más corta que la corbata que al anudarse deja dos lados simétricos a cada lado del cuello, en lugar de caer sobre el pecho. Por este motivo es habitual que se sea un complemento idóneo para profesiones donde hay que agacharse con frecuencia, como por ejemplos, camareros.

La corbata de lazo nació entre los soldados de origen croata que lucharon en las guerras prusianas del Siglo XVII. Usaban un lazo o bufanda alrededor del cuello para atar la abertura de sus camisas. Su uso pronto fue adoptado por las clases altas en Francia, país referente de la moda, y fue ganando popularidad en los siglos XVIII y XIX manteniéndola hasta nuestros días.

Con frecuencia las pajaritas se asocian a intelectuales (reales y ficticios), arquitectos, profesores… ¡e incluso con payaos y strippers! Sin embargo, las pajaritas tienen un “no sé qué” que estiliza de la manera correcta un look sencillo, ya sea formal o informal. Una pajarita es sinónimo de una persona que se sabe vestir, que tiene seguridad en sí mismo y puede presumir de tener actitud en la vida, además puede llegar a ser muy sexy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>