LA TRENCA: De prenda militar al must del invierno

El origen de la trenca es anterior a la Segunda Guerra Mundial y, como prenda militar, la trenca tenía fama de ser confortable y cómoda.

Su origen se sitúa en la ciudad belga de Amberes donde se producía un tejido de lana con alto contenido en lanolina, lo que le daba una natural cualidad repelente al agua convirtiéndola así en doblemente práctica. Durante la Segunda Guerra Mundial la Royal Navy identificó la prenda como parte de su uniforme. La transición de la trenca al vestuario civil se debió al excedente de prendas de abrigo que se produjo tras la guerra.

Con el paso del tiempo ha ido sufriendo modificaciones según las tendencias más actuales de la moda. Su principal atributo, campaña tras campaña, es el cambio del forro interior. Normalmente suele ser azul marino y jugar con el forro le da un toque de originalidad y distinción.

Aunque sus orígenes fueron belgas, la trenca se ha convertido en algo esencialmente británico. Otra de sus inconfundibles características, son los cierres de alamares, lo que vulgarmente llamamos cuernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>