Los Óscar 2015: Los mejores y peores vestidos de la Alfombra Roja

El pasado domingo, 22 de febrero, tuvo lugar la gala más esperada del mundo del cine: Los Óscar. Diseños de Alta Costura, joyas, peinados y flashes sobre la Alfombra Roja donde todos quieren ser protagonistas. Este año los hombres han tenido mucho que decir con sus looks, elegantes, o no, este es nuestro análisis de estilo.

El clásico más elegante
El smoking negro, con camisa blanca, fue el atuendo más recurrente para los invitados a la gala. Un buen ejemplo es Ryan Seacrest, perfecto con su traje: Hechuras estrechas, camisa blanca y pajarita negra. El azul noche, con solapas negras, también fue el otro gran protagonista de los atuendos masculinos dejándonos imágenes de hombres impecables como Eddie Redmayne (que se animó con un original calzado: unos sleepers negros) o Ansel Elgort, ambos rezumaban elegancia.

Smokings de líneas renovadas
Los más atrevidos, quisieron versionar la clásica pieza del armario masculino, el smoking, dándole su particular toque: El presentador de la gala, Neil Patrick Harris, quiso innovar escogiendo un smoking gris clarito, mientras su marido, David Burtka, escogió un traje bicolor. Pero hay más, incluso algunos actores, como David Oyelowo, huyeron de los colores oscuros y apostaron por este smoking firmado por Dolce Gabanna, en rojo y granate, para no pasar desapercibido. J.K. Simmons, con un smoking clásico, quiso darle personalidad a su look con los complementos: sombrero de fieltro, reloj de bolsillo y pañuelo en la solapa.

Los peores vestidos
Pero desde los que desde nuestro punto de vista fueron los peor vestidos de la noche por razones propias fueron Jared Leto -con un smoking azul bebé, zapatillas y pantalones tobilleros- arriesgó, y perdió. Como también lo hicieron John Travolta con un total look negro y un collar de grandes eslabones dorados, sumados a su peinado y la tirantez de su rostro distaba bastante de los cánones de la elegancia esperada en una gala como esta. Y por último, Matthew McConaughey, que se decantó por un estampado metalizado, con una chaqueta y un chaleco demsiado oversize para nuestro gusto.

Como siempre, desde la Escuela del Buen Vestir, hacemos un llamamiento a la elegancia corporal: los gestos, la forma de colocar las piernas y las manos, el peinado y los accesorios. Todo suma, y todo resta, cuando se trata de transmitir la mejor imagen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>