¿Os gusta la mecánica? Respuestas a las dudas más comunes

Nuestro amigo Javier Abajo Salcedo, del Dpto. de Formación Grupo Fiat, nos envío una información muy útil sobre las preguntas y dudas más frecuentes en mecánica. Ya veis, no solo hablamos de moda, queremos hablar de otros temas que interesan a nuestros clientes y amigos.

Alguna vez os habéis hecho la pregunta de: “Si mi vehículo, de gasolina o diesel, tiene turbocompresor, ¿tengo que tener algún cuidado especial con él?”

La respuesta es sí, sobre todo si quieres alargar la vida de tu motor. Con un vehículo equipado con turbocompresor debes tener, al menos, dos precauciones:
La primera es la de utilizar un aceite sintético de la máxima calidad. Fíate del que recomiende la marca. Un aceite de mala calidad, por ejemplo, o un aceite mineral hará que se gripe el eje del turbo. 

La segunda precaución a tener en cuenta cuando utilizamos un vehículo con turbo es, antes de parar el coche, mantener el motor al ralentí durante un par de minutos. Así, a través del líquido refrigerante y del aceite del motor que siguen funcionando, la temperatura del turbo desciende y prolonga la vida de nuestro turbocompresor.

 Pero como la mayoría de los usuarios desconocen este apartado tan técnico que acabamos de mencionar, para curarnos en salud conviene seguir los consejos que acabamos de indicar. Es decir, si venimos de un viaje y nuestro turbocompresor ha venido trabajando duro, y paramos para lo que sea, antes de detener el motor debemos dejarlo un par de minutos a ralentí. De esta forma aseguramos una mayor vida tanto a nuestro tubo comprensor, como a nuestro motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>