Proclamación Felipe VI: Análisis de estilo

El pasado día 19 de Junio de 2014 echó a andar en España una nueva Monarquía. Empezó el Reinado de Don Felipe VI. En este blog, y en su Escuela del Buen Vestir, vamos a analizar las maneras de cada uno para interpretar el protocolo y la asistencia a un evento tan importante y significativo para España y los españoles: La Proclamación del nuevo Rey.

Empezaré por Don Felipe VI. Impecable, sobrio pero tremendamente elegante, como acostumbra en todas y cada una de sus apariciones públicas. Es quizás de las personas más elegantes de España. Su altura y figura de deportista favorecen mucho sus looks. Sabe interpretar como nadie la moda. Suele ser muy sobrio, lo que es su caso es una virtud. Para la ocasión eligió un impecable uniforme azul de gran etiqueta del Ejército de Tierra adornado con fajín rojo. A destacar el largo exacto de las mangas mostrando su precioso reloj azul y los gemelos con los que abrochaba los puños de su camisa. Igualmente destacable el largo exacto de su pantalóndejando a la vista sus elegantes zapatos. Estos detalles, de los que acostumbró a insistir en mis post, y que parecen obvios, marcan la diferencia entre la fina línea que separa la elegancia de la vulgaridad.

Del resto de miembros del gobierno se impuso el criterio de Casa Real y vimos a las tres máximas autoridades del Estado vestidos de etiqueta. El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería cuidar más los bajos de su pantalón. Problema de fácil solución con el uso de tirantes en lugar de cinturón. Los Presidentes de la Cámara Alta y Baja, Jesús Posada y Pío García Escudero respectivamente, lucían con bastante estilo sus outfits. El resto de miembros del gobierno tenían libre elección y optaron por traje. Aquí habría mucho que contar. Entre 4000 asistentes, hombres y mujeres, había de todo.

Voy a destacar varios hechos significativos. Pudimos ver en la tribuna de invitados a tres de los cuatros ex presidentes vivos de la democracia. Tanto Felipe González como José María Aznar llevaban camisa blanca de puño francés, es decir, puño doble para abrochar con gemelos. Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero optó por camisa de puño sencillo. La coronación de Don Felipe VI requería más formalidad. Pero esta fue una constante en la legislatura del último Presidente del Gobierno. Y eso que fue de menos a más. Cuando ganó las elecciones de 2004 había que ver cómo le sentaban los trajes

Otro hecho a resaltar fue la diferencia de colorido en el hemiciclo entre el acto del pasado jueves y el celebrado hace 39 años cuando fue coronado Don Juan Carlos I. En aquel año el hemiciclo estaba sólo compuesto por hombres y, además, todos de negro riguroso en memoria por la reciente muerte de Franco. En este caso, el colorido que presidía el acto fue un hecho reseñable. La composición casi paritaria del parlamento hizo que el aspecto de luz y color fuera un valor diferencial.

No podemos dejar fuera de este análisis el besamanos, ocasión para ver personajes del panorama cultural y social. Si tuviera que hacer un pódium, en lo más alto del cajón estaría el torero José María Manzanares. Eligió un traje de tres piezas con pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta y unos zapatos que hicieron de él, siempre a mi criterio, la personalidad más elegante de Palacio. Seguido muy de cerca también por el diestro Enrique Ponce. La polémica vino servida por mi admirado e idolatrado cantante favorito, David Bisbal. Su presencia sin corbata fue lo más comentado del día. Decidió saltarse el protocolo. Hay un refrán que dice: ” Donde fueras, haz lo que vieras”. Debió darse cuenta que 4.000 personas no pueden estar equivocadas cuando se presentan en el Palacio Real luciendo sus mejores galas y él lo hace sin corbata.

4 pensamientos en “Proclamación Felipe VI: Análisis de estilo

  1. Me llamó la atención en ancho de la chaqueta del Don Felipe VI, me resultaba excesivamente ancha sobre todo en la zona del fajin por la espalda le salina pliegues en exceso. Me da la sensación que podria llevar chaleco antibalas y ese podria ser el motivo por el cual no se pudiera entallar más la chaqueta.

    • Hola Juan Antonio,

      En primer lugar es un placer tenerte siempre tan cerca con tus comentarios. Es un halago tu seguimiento a mi blog y otras redes sociales.

      Respecto a lo que dices, desconozco si el motivo pudiera ser el chaleco antibalas. Lo seguro es que, en general, nuestro Rey es un icono de la elegancia y las buenas formas.

      De nuevo gracias por su apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>