Los complementos masculinos más chic para el verano

Los accesorios también son para los hombres. Y las razones son obvias: restan, o añaden, formalidad a cualquier look por sencillo que sean y, en verano, todavía más, nos abren paso a un sinfín de posibilidades. Desde la Escuela del buen vestir estas son nuestras recomendaciones:

  • Pañuelo en la solapa: Somos unos defensores a ultranza de utilizar el pañuelo para dar un toque especial a un traje o una americana. ¡También en looks sport chic! Usa el color y la originalidad y tendrás un resultado auténtico y lleno de fuerza.
  • Tirantes y cinturones: un buen cinturón o unos originales tirantes, con dibujos o color, te convertirán en un dandy, además de sujetar tus pantalones de la forma adecuada. Si optas por tirantes hazlo siempre con camisa.
  • Alpargatas: Son el calzado estrella de cada verano, tal y como comentábamos en el post anterior y además de dar comodidad dan un estilo muy estival al look masculino.
  • Sombreros: Los sombrerosborsalinos también son para los hombres. Protegen del sol y son un complemento perfecto a un look sport. Llévalo con polo o camisa, bermudas o chinos y unos náuticos. ¡Estarás de 10!

  • Gafas de sol: Cuida bien las gafas de sol que escojas porque dicen mucho más de lo que imaginas. Las tendencias cambian y utilizar gafas que estuvieron de moda hace una década te restará estilo. Este verano apuesta por las gafas redondas o de espejo. ¡Son lo más!

 

LA FORMA DE LO NUEVO: LA VESPITA

La moda italiana vivió sus mejores momentos en los años cincuenta y sesenta del siglo XX. Estas dos décadas prodigiosas tuvieron un precedente en la posguerra: el “caso Vespa”. En el año 1946 se presentó la solicitud de patente del scooter más famoso del mundo. Un motor scooter es un vehículo de dos ruedas motorizado ideal para correr a toda prisa.

El scooter italiano de la posguerra, que fue capaz de conquistar con éxito los mercados más diversos, transforma el concepto que había visto la luz a principios del siglo XX. Hay que esperar hasta la década de 1920 para descubrir la británica Skootamota, o la silueta tosca pero sorprendentemente innovadora de la Unibus, verdadero coche de dos ruedas capaz de alcanzar las 25 millas por hora.

Al otro lado del Atlántico es el momento nace la Cushman Motor de Lincoln. Nacida en los albores del siglo XX como fabricante de motores de explosión la empresa Everett Cushman produce una serie de scooters de chapa forjada con el fin de incrementar las ventas de sus robustos motores de dos tiempos. Corre el año 1938 y, ese vehículo rudimentario deriva la afortunada serie de mil reencarnaciones que, en la década de 1950 compartiría con La Vespa en el mercado norteamericano.

Los scooters se mantienen fieles a su línea tradicional aunque algunos modelos se modernizan con la transmisión que sustituye al cambio de dos marchas. Es la primera vez que scooter significa eficacia y medio de transporte para la ciudad y trayectos cortos fuera de ella. Sin embargo,  este tipo de vehículo no acaba de despegar en Estados Unidos, quizá por la enorme oferta del mercado automovilístico y la comodidad de los modelos más económicos de cuatro ruedas.

Esta misma tradicionalidad se trasmite en nuestros modelos de camisa La Vespita aunando modernidad e innovación. Todas las prendas están confeccionadas en 100 % algodón con diseños vanguardistas y cómodos como en su momento fue la scooter. ¿Te animas a tener las tuyas? Combínalas y obtén los looks más desenfadados para esta primavera.

CÓMO DEBE QUEDAR LA CAMISA

Si no estás seguro de la hechura de la camisa, debes probártela antes de comprarla. A día de hoy trabajamos varios patrones:

Las camisas La Vespita son las más jóvenes y modernas, por lo tanto, su patrón es el más entallado.

Camisas La Vespita

Las camisas La Española han quedado como un clásico dentro de la colección y su patrón es semientallado.

Camisas La Española

Y por último, las camisas Tendido 7 tienen el patrón más regular – fit de todas.

Camisas Tendido 7

Debes saber que el elemento clave de todas ellas es el canesú. Es la pieza situada en el hombro y que une la parte delantera con la trasera de la camisa. Si la camisa te queda muy holgada no te favorecerá, al igual que si te queda muy ajustada.

Procura que no tenga bolsillo delantero, pierde elegancia. Y en caso de tenerlo, no guardes el móvil, las gafas y la cartera. Por mucho que quieras, no cabe y solo conseguirás arruinar tu imagen. Deberás tener esto siempre en cuenta y especialmente si acudes a un evento como boda, bautizo o comunión. Recuerda: La camisa con bolsillo resta elegancia a tu look.

En cuanto a la longitud, es necesario que entre dentro del pantalón a la altura de la cintura. Llevar la camisa por fuera te concede una imagen descuidada. En todo caso, y muy excepcionalmente en tu vestir más casual, nunca en caso de trabajo o reuniones formales.