Fondo de armario perfecto para ir al trabajo: Todo lo que necesitas

Afortunadamente parece que la peor parte de la crisis ya ha pasado, surgen nuevos puestos de trabajo y oportunidades laborales. ¿Sabes cómo vestir?  Para acudir a este trabajo ansiado y esperado también debemos cuidar nuestra imagen. Elegancia es saber vestir en cualquier momento y elegir la idoneidad de nuestro atuendo.

La manera en la que vistamos dirá mucho de nosotros ante nuestros clientes, compañeros o competencia. Ir elegante no solo debe estar asociado a usar traje. De hecho hay mucha gente con traje que no sabe ir elegante, y viceversa, gente tremendamente elegante sin necesidad de usar estas dos piezas y hablamos de la tendencia a sustituir el traje por otras opciones más casual, al más puro estilo estadounidense. En cualquier caso: no lucir la imagen adecuada no será positivo para nuestra reputación.

Si vas a trabajar como comercial, ejecutivo o delegado de ventas, es decir, profesionales que requieren relacionarse continuamente con clientes y consumidores, te recomendamos algo muy básico: tres trajes. Uno azul marino, otro gris claro medio, y por último, un gris marengo. Estos tres primeros lisos. Cuando amplíes vestuario te recomendaremos otras opciones, por ejemplo, un Príncipe de Gales, una espiga o una raya diplomática, por ejemplo.

Igualmente, en los comienzos de tu andadura profesional, te aconsejamos como mínimo cinco camisas. Sin arriesgar mucho en color: las azules y blancas siempre son acertadas. En cuanto a estampados, rayas muy finas y discretas, algún cuadro pequeño y, por supuesto, dos o tres lisas. En cuello vestir, puño de botones y sin bolsillo en el pecho. Igual que te decíamos con los trajes, más adelante puedes optar por más variedad de colores y modelos. Incluso para reuniones muy importantes puño de gemelos.

Tampoco deben faltar, al menos, tres pares de zapatos. Dos en color negro, unos Oxford y otros blucher, y un marrón oscuro para usar con el traje gris medio que te hemos recomendado anteriormente.

CÓMO VESTIR EN UNA BODA: NORMAS PARA IR ELEGANTE

Durante los próximos meses se acumulan los eventos y celebraciones, principalmente las bodas y aunque cada vez más los hombres se preocupan de cómo ir vestido a un enlace todavía queda mucho por hacer. Desde la Escuela del Buen Vestir seguimos buscando la elegancia masculina y estos serían, a nuestro juicio, los requisitos mínimos para acudir bien vestido como invitado a una boda , ya sea de mañana o noche.

Traje
Como en toda celebración, los anfitriones marcan el ‘Dress Code y, salvo que te pidan que vayas vestido de una forma especial, por ejemplo chaqué o de estilo hippy, lo correcto es ir en traje. Tanto por respeto a los novios, como por ti mismo.

Un traje elegante, adaptado a tu cuerpo, y preferiblemente en un color oscuro: negro, azulón o marengo son una apuesta segura y acertada, sin riesgos.

Corbata o pajarita
A la hora de escoger corbata o pajarita, ten en cuenta el color de la camisa, nosotros recomendamos blanca o colores claros y si es estampada, así como el acabado del traje, si es liso, a rayas o con ojo de perdiz. Presta atención a no mezclar demasiados estampados, rayas y cuadros nunca fueron buenos amigos. Pon el toque a tu look con un pañuelo en la solapa.

Zapato de vestir
Si tienes el traje y los complementos presta atención al zapato. Un diseño elegante dará el toque de distinción a tu look para ser el invitado perfecto y rezumar clase de pies a cabeza.

Sigue este decálogo y triunfa:
1.- Siempre de traje y corbata, nunca chaqueta y pantalón.
2.- Nunca de negro, lo dejamos para funerales.
3.- Si el evento es de mediodía, traje azul o gris.
4.- Si es de noche, marengo o marino
5.- Las camisas siempre de color claro, sin bolsillo y de puño francés, es decir, de gemelos.
6.- A ser posible tejido liso y de lana, nunca de lino o algodón.
7.- Nunca colores claros, sería una falta de respeto a la novia.
8.- Discreción en tus joyas. Sólo un discreto reloj.
9.- El pañuelo en el bolsillo exterior de la americana nunca debe faltar. A ser posible de color blanco, como la camisa, o combinado con la corbata.
10.- El cinturón y el zapato deben combinar.

VESTIR formal o informal Vs Vestir muy mal

Vestir informal no quiere decir vestir mal. Podemos vestir sport o casual e ir tremendamente elegante o apostar por un traje y que el look sea un desastre. La máxima está en seguir unas pautas básicas a la hora de vestir que te permitirán ir siempre bien independientemente de si apuestas por un look formal o informal.

En numerosas ocasiones atendemos a clientes en nuestras tiendas que ponen mucho empeño en vestir bien e ir elegante cuando están en la sección de sastrería pero no ocurre lo mismo cuando se encuentran en la sección Sportwear.

Si usamos traje y nos quitamos la corbata no es vestir informal, sino vestir muy mal. El traje siempre debe usarse con corbata. Si quieres prescindir de ella la solución es fácil: no uses traje. Del mismo modo que en el uso de chaquetas, si esta lleva coderas será considerada informal y no deberás usar corbata. Si esta es, por ejemplo una blazer y no rompes con la dinámica del color en su uso, puedes usarla.

En cuanto a los zapatos si vistes de forma informal o casual, debes usar monkstrap o derbys, si por el contrario usas trajes debes elegir un modelo de cordones.

Para ambos casos, hay un complemento del que no debes prescindir. No es otro que el pañuelo de bolsillo que debes portar en la parte exterior izquierdo de la chaqueta. Es un elemento versátil en ambas maneras de vestir que harán aun más elegante tu outfit y tiene cabida tanto en un look sport, como en un look de traje.