¿QUÉ PUEDE HACER LA ROPA POR TI?

Sólo hay una persona en el mundo que te querrá siempre, vayas como vayas, y no es otra que tu madre. Para todos los demás debes cuidar extremadamente la primera impresión. Debes transmitir qué clase de hombre eres. En este sentido la ropa funciona a las mil maravillas. Puedes empezar por la elección correcta de unos pantalones. A menudo no le damos importancia a esta prenda, pero marcará nuestro look. Una vez  encontrado los pantalones, La Española o La Vespita, habrás resuelto una parte importante. Luego debes añadir una chaqueta y camisa Paco Cecilio.

En otras palabras: los pantalones de algodón La Española o La Vespita tienen que dar la impresión de haber sido hechos a la medida. Si te encuentras más cómodo puedes optar por unos vaqueros. Cómo todo en la vida, los jeans tienen sus reglas básicas. Por ejemplo evita que estén muy sobre cargados de adornos. Cuantos más sencillos, mejor. Por último recuerda que los vaqueros encogen tras el primer lavado. Ojo al subir el bajo porque si no tienes en cuenta este detalle puedes tener problemas de encogimiento y quedar muy mal tu imagen.

La guinda del look viene con la elección del calzado. Este es el accesorio que más dice de la personalidad de un hombre así que no lo tomes a la ligera: una inversión en zapatos de calidad merece mucho la pena. Además os vamos a contar un secreto. Es lo primero en lo que suelen fijarse las mujeres. Su radiografía empieza o termina en los pies y ahí debes causar buena impresión.

Consejos de estilo: ¿COMO SER ELEGANTE SIN CORBATA?

No, la corbata no ha muerto… Muy a pesar de estar un poco en desuso últimamente sigue siendo un accesorio fundamental para el oufit de cualquier hombre. Aunque bien es cierto que se puede seguir siendo un hombre elegante usando traje o chaqueta y pantalón sin hacer uso de ella.

Las tendencias en moda masculina dejan vislumbrar que el auténtico protagonista del outfit es la chaqueta o el traje, pero hemos de advertirte que, en función de las circunstancias o del evento, olvidar la corbata no es una gran idea. Por ejemplo: usar traje sin corbata en la oficina no estaría mal visto, sin embargo, en una boda o en una reunión de gran importancia no se debería prescindir de ella.

Si has decidido no usar corbata es muy importante que prestes atención a la camisa y el traje que vayas a llevar, puesto que no combinaran tres piezas sino dos. Nuestro consejo es que uses solo un color, por ejemplo, traje azul marino y camisa celeste. Otra opción para no perder la elegancia es poner mucho hincapié en la camisa. La chaqueta sería lisa y la camisa con algún tipo de estampado, por ejemplo, una raya fina o un cuadro pequeño. En caso de estar permitido en tu trabajo, puedes usar trajes con algo de fantasía, por ejemplo, cuadro ventana o raya diplomática.

El cuello de la camisa puede ser con dos tipos de cuellos, bien cuello italiano, bien cuello botón con botones en las puntas.  Combínalas según la ocasión y lleva la camisa siempre bien planchada y con el cuello por debajo de la chaqueta. Nunca lleves más de un botón desabrochado bajo ninguna circunstancia. La moda de enseñar el pelo en pecho, afortunadamente, paso a mejor época.

Si prescindes de la corbata haz un guiño a la elegancia usando un pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta. De esta manera, el peso del outfit no caerá solo sobre dos prendas, sino sobre tres: chaqueta, camisa y pañuelo. Si estamos en otoño/invierno también puedes usar un pañuelo, bufanda o fourlard. Darás un plus a tu look y nadie notará la ausencia de corbata.

Otra arma de estilo cuando no uses corbata es llevar la chaqueta abierta. Así no caerá todo el golpe de vista sobre una sola prenda, el traje. Cuando nos crucemos con alguien tomará protagonismo el conjunto formado por chaqueta y pantalón. Por lo tanto, suele ser una buena idea jugar con el color del pantalón, es decir que este sea distinto al de la chaqueta.

¿QUÉ ME PONGO PARA UNA CITA?

Cuántas veces te has hecho esta pregunta: ¿Qué me pongo para una primera cita? ¿Qué imagen quiero transmitir? Las prendas y complementos que elijas para una cita especial tienen que seducir, atraer, gustar, llamar la atención… por lo tanto, el look que escojas es fundamental. Tu vestuario será lo primero que verá esa persona antes de poder cautivarla, por ejemplo, con tu vocabulario, artes de persuasión, dotes seductoras o forma de ser.

Causar buena impresión es el fin
En una cita con esa persona tan especial debes estar a la altura de las expectativas. Es importante decidir de antemano donde iréis, para que los dos vayáis acorde al sitio. Esto es muy importante, de no hacerlo, puedes ir vestido de forma inadecuada y pasar un mal trago la primera cita.

Sin riesgos
Evita ponerte prendas que no vistes desde hace años, incluso aunque sean tus prendas favoritas o amuletos. También es importante demostrarte tal y como eres, no quieras ser quien no eres pues la naturalidad debe ser una de tus señas de identidad. Procura que tu outfit sea actual y moderno, si es necesario sal de compras, que esté limpio y bien planchado y los zapatos, a ser posible, sean nuevos. Infórmate de las nuevas tendencias y compra alguna prenda actual, pero siempre acorde a tu personalidad para dar un plus de estilo.

Seguridad en ti mismo
Tienes que estar seguro de ti mismo y vestirte sin artificios, no te “disfraces”, se notará en exceso que estas fingiendo. Recuerda que el objetivo es que haya una segunda cita, y si en la primera has fingido, a ver qué haces en la segunda, tercera y sucesivas.

Una vez estés con ella mantén las formas en tu manera de hablar y gesticular. Recuerda que el lenguaje no verbal “habla” más de ti que lo que puedas imaginar. Sé educado y caballeroso, no interrumpas las conversaciones, primero escucha y luego habla. Evitaras problemas y ganaras muchos enteros.