Complementos masculinos: Las corbatas y pajaritas se llevan así

El mundo de los complementos masculinos es más reducido que el de la mujer, pero no menos importante. Desde esta Escuela del Buen Vestir intentamos poner en valor todos los accesorios que el hombre tiene a su alcance para añadir una nota de color a sus outfits: pañuelos, corbatas, pajaritas, tirantes, cinturones, zapatos… Hoy nos centraremos en las corbatas y pajaritas.

En las dos últimas temporadas la pajarita, también conocida como Bow- Tie,  está causando auténtico furor… Y es que diseñadores, estilistas y amantes de la moda han querido sacarla del cajón del olvido y reinterpretarla a base de color, estampado, diseño y uso: Ahora es común ver looks casual a base de pantalón y camisa adornados con una pajarita ¡Y nos gusta!

Un fenómeno que podríamos calificar de moda y con una doble lectura: las pajaritas en color y con un toque chic deben llevarse en looks urbanitas y ocasiones informales… Sin embargo, las pajaritas blancas y negras –y siempre según el protocolo- hay que reservarlas para el frac o smoking.

La corbata ha sido, es y será el complemento estrella del hombre. Es cierto que cada vez es más frecuente que sea la ausente de un look y desde aquí reclamamos su uso.

Las corbatas de alegres colores y estampados añaden un plus de estilo difícil de alcanzar sin ellas y que sirva como apunte: cualquier boda o celebración religiosa, ya sea un bautizo, comunión o funeral, requiere del uso del traje con corbata. Y como nota de estilo, un chaqué sólo puede ser complementando, en exclusiva, con una corbata y a poder ser que haga contraste con el chaleco y el pañuelo de la levita.

Uso del cinturón: consejos para llevar bien este complemento

La definición correcta del cinturón sería la de un accesorio que consiste en una tira de tela, piel o cuero que se ciñe a la cintura y que tiene como objetivo sujetar los pantalones. Desde tiempos inmemorables la cintura es un lugar clave para la fijación de diversos adornos. A lo largo del siglo XX este accesorio dejó de ser un elemento decorativo para convertirse en símbolo de las modas y las tendencias.

La evolución de la moda ha hecho que se haya apostado por diferente colorido y el uso de distintos materiales para fabricar cinturones. Al hilo, la decadencia del uso del chaleco en sastrería hace que aparezcan las trabillas en los pantalones para su sujeción.
 En los cinturones, la hebilla es un elemento diferenciador. En Paco Cecilio alternamos el dorado con el plateado buscado un valor diferencial. Siempre defenderemos este accesorio como una marca de elegancia en el vestir. Es más, creemos que no se cuida como se debería y es bastante frecuente ver a hombres con trajes y pantalones nuevos y llevando un cinturón viejo o estropeado. Un detalle que deteriora, considerablemente, su outfit

La pajarita: Historia de un complemento

La pajarita ha sufrido una recuperación en la primera década del siglo XXI. Un accesorio que se usaba, casi con exclusividad, con frac y esmoquin ha pasado a usarse en looks informales, a diarios y en un estilo muy preppy.

Es una pieza más corta que la corbata que al anudarse deja dos lados simétricos a cada lado del cuello, en lugar de caer sobre el pecho. Por este motivo es habitual que se sea un complemento idóneo para profesiones donde hay que agacharse con frecuencia, como por ejemplos, camareros.

La corbata de lazo nació entre los soldados de origen croata que lucharon en las guerras prusianas del Siglo XVII. Usaban un lazo o bufanda alrededor del cuello para atar la abertura de sus camisas. Su uso pronto fue adoptado por las clases altas en Francia, país referente de la moda, y fue ganando popularidad en los siglos XVIII y XIX manteniéndola hasta nuestros días.

Con frecuencia las pajaritas se asocian a intelectuales (reales y ficticios), arquitectos, profesores… ¡e incluso con payaos y strippers! Sin embargo, las pajaritas tienen un “no sé qué” que estiliza de la manera correcta un look sencillo, ya sea formal o informal. Una pajarita es sinónimo de una persona que se sabe vestir, que tiene seguridad en sí mismo y puede presumir de tener actitud en la vida, además puede llegar a ser muy sexy.

La bufanda: Complemento estrella del invierno

Invierno tras invierno, la bufanda es el accesorio más utilizado a la hora de completar un look. Las hay de distintos tejidos -como la lana, el cashmere o incluso la seda para llevar con un smoking, por ejemplo- estampado, tartan, a rayas, lisas o con topos, y condición. Sea como fuere, su papel siempre es el mismo: proteger el cuello y dar un plus de estilo a tus looks en los meses más gélidos.

 

Origen
¿Te has preguntado alguna vez cuál es su origen? Existen diversas teorías: Desde el sudario del antiguo Egipto, hasta la identificación de los guerreros en China… aunque son los ingleses los que se acuñan su origen tal y como concebimos la prenda hoy en día, popularizándose hasta colarse en todos los armarios del mundo.

 

¿Cómo llevarla?
La bufanda queda bien tanto abierta, por encima de la parka o la americana, como cerrada con distintos cierres, uno de los más usados es el conocido nudo francés (abriéndola por la mitad y haciendo un hueco para meter las dos tiras)… Cuidado con querer hacer nudos extraños o darte demasiadas vueltas, puede dar la sensación de tener menos cuello y más ancho perjudicando el resultado de tu imagen.

Como consejo, te recomendamos escoger bufandas (tartan, rayas o lisas) cuyo colorido sea en la misma gama de color que tus prendas de abrigo, ya sea parka, trenka o americana… Y si eres de los que usan guantes, apuesta por unos de piel en color camel o negros; son prendas indispensables en un fondo de armario de la Escuela del Buen Vestir.

Corbatas VS pajaritas: Qué y cómo llevarlas

El mundo de los complementos masculinos es más reducido que el de la mujer, pero no por ello menos importante. Desde esta Escuela del Buen Vestir intentamos poner en valor todos los accesorios que el hombre tiene a su alcance para añadir una nota de color a sus looks: pañuelos, corbatas, pajaritas, tirantes, cinturones, calzado… Hoy nos centraremos en las corbatas y pajaritas.

En las dos últimas temporadas, la Bow-Tie, pajarita, está causando auténtico furor… Y es que diseñadores, estilistas y amantes de la moda han querido sacarla del cajón del olvido y reinterpretarla a base de color, estampado, diseño y uso: Ahora es común ver looks casual a base de pantalones sport o jerseys que se adornan con una pajarita ¡Y nos gusta!

Un fenómeno que podríamos calificar de tendencia y con una doble lectura: las pajaritas en color y con un toque chic deben llevarse en looks urbanitas y ocasiones informales… Sin embargo, las pajaritas blancas y negras –y siempre según el protocolo- hay que reservarlas para el frac o smoking.

La corbata ha sido, es y será el complemento estrella del armario masculino. Es cierto que cada vez es más frecuente que sea la ausente de un look y necesita reclamar su uso.

Las corbatas de alegres colores y estampados añaden un plus de estilo difícil de alcanzar sin ellas y que sirva como apunte: cualquier boda o celebración religiosa, ya sea un bautizo, comunión o funeral, requiere del uso del traje con corbata. Y como nota de estilo, un chaqué sólo puede ser complementando, en exclusiva, con una corbata y a poder ser que haga contraste con el chaleco y el pañuelo de la levita.