Prepara tus vacaciones de Semana Santa con esta guía

Estamos muy cerca de las ansiadas vacaciones de Semana Santa. Situación que a una parte de las personas produce un gran estrés: preparar maletas, comprar pasajes de avión, preparar rutas a visitar. Sigue estos pasos y hazlo de la forma más cómoda y práctica posible.

Compra tus billetes
Lo primero que  vamos a abordar es la compra de billetes. Infinidad de portales comparativos de precios hacen que la oferta de días, horas y tarifas sean amplias. Este es quizás el aspecto más estresante de la preparación del viaje aunque el mejor consejo siempre es el mismo: prepáralo con antelación para conseguir el mejor precio.

Haz la maleta
Haz una lista de los imprescindibles para no olvidar nada. Apunta una prenda de ropa interior por cada día que vayas a estar fuera más un par de ellas por precaución. La mitad de partes de abajo que días de viaje y las mismas partes de arriba. Que sean prendas de algodón si el viaje es a lugares calurosos. En cuanto a calzado lleva un par de modelos contigo, los más cómodos posible, para poder alternar sin dejar de vestir. Si tienes que elegir, unos más deportivos y otros con un punto más casual.

Al preparar el neceser ten en cuenta las medidas de seguridad de los aeropuertos. Cuidado con los líquidos, no deben tener más de 100 ml de capacidad.

Jet-Lag y cambios de divisa
El tercer asunto a tratar es el temido jet-lag en viajes de largo recorrido. Es más problemático viajar hacia el Este debido a nuestro reloj biológico. Para combatirlo el consejo es acostarte una hora antes e igualmente despertarte también una más pronto durante la semana previa al viaje. En destino tu cuerpo se ira adaptando, más o menos, una hora por día. Hidratarse bien y una buena alimentación te ayudará.

Y por último: Las divisas conviene llevarlas desde origen. No cambies en establecimientos de compra/venta en el centro de las ciudades porque suelen ser chiringuitos y las comisiones desorbitadas. En todo caso, puedes cambiar en los aeropuertos. Revisa tus tarjetas de crédito antes de partir, en muchos hoteles te cogerán fianzas elevadas que harán restar tu crédito.

Análisis de estilo: ¿Cómo viste Donald TRUMP?

El pasado viernes tuvo lugar la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos. Donald Trump acudió al evento acompañado de su bella esposa, Melanie y ella deslumbró con un espectacular modelo de Ralph Lauren. Sin embargo, del nuevo presidente he leído y escuchado todo tipo de noticias y crónicas, unas a favor y otras en contra de su posición política, pero no he escuchado nada de su estilo. Tiene defensores y detractores a partes iguales y mientras unos le imitad como modelo de éxito en las salas de reuniones, otros le ven como un personaje propio de una fiesta de Halloween.

Donald Trump utiliza el color del poder, como es el caso de la corbata roja que denota autoridad y confianza y sin diseño, siempre lisa o falso lisa. En mi opinión también sin estilo. Hace el nudo demasiado pequeño y su longitud excesiva. La corbata de un hombre elegante nunca debe sobrepasar la hebilla del cinturón.

Sus trajes son muy tradicionales, azul marino o gris carbón. Nunca los entalla, son demasiados largos de talle, e incluso, también lleva las mangas largas. Y una costumbre que debería modificar, sobre todo alguien que ya es el hombre más poderoso del mundo, y es abrochar su chaqueta. La elegancia lo requiere. Es más durante su toma de posesión todos los ex presidentes vivos que acudieron al acto llevaban su chaqueta abrochada, sin embargo él no la llevaba. Necesita un asesor de imagen urgentemente. Está claro que por muy millonario que sea, el dinero no da estilo. Solo hay que ver a Donald Trump.

Tanto en el mundo de los negocios como en el de la política, la camisa blanca y la corbata roja se han convertido en la quinta esencia del éxito. En mi opinión, la camisa blanca acentúa la palidez de su cara debido al color de pelo. Un color celeste sería más adecuado e igual de elegante. Además el color azul en moda significa confianza y seguridad.

A pesar de tener su propia marca, Donald J. Trump, y después de criticar durante su campaña lo mal que está funcionando el comercio estadounidense por culpa de las empresas extranjeras, su ropa está comprada en Europa. La mayoría de sus trajes son de la marca italiana Brioni, marca romana fundada en 1945.

Otra incongruencia más es que su propia marca de ropa confecciona en Mexico y sus corbatas en China. La ropa también comunica, y en este caso, su vestimenta no guarda relación con el discurso defendido durante la campaña electoral.

¿Por qué los hombres se visten siempre igual?

La toma de decisión cada mañana frente al espejo de qué ponerse consume mucha energía. Por eso muchos hombres deciden siempre vestirse igual y caer en la rutina. Esto no quiere decir que no se cambien de ropa y vayan aseados, quiere decir que todas las camisas y trajes son, prácticamente, del mismo color y modelo. Tienen una fórmula básica que no les falla y la repiten constantemente.

Podemos analizar esta actitud desde dos vertientes. Por un lado, desde el punto del marketing, que busquen proyectar siempre la misma imagen -esto ayuda a construir una marca personal -. Por otro lado, esa renuncia a la moda y las tendencias hace que las marcas innovadoras y creativas tengamos dificultades  para expresar nuestros pensamientos y diseños.

Un personaje muy proclive a esta moda de vestir siempre igual, sea verano o invierno, es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Siempre va impecable, pero nunca le veras con otro look que no sea traje azul marino, camisa celeste y corbata azul marino a pesar de las inmensas posibilidades que tiene a su disposición.