LOS MOCASINES: Pasado y presente de este calzado

EEUU buscaba un estilopropio para hacer frente a la importación de las localidades inglesas dedicadas a la fabricación de calzado. En 1930 lanzó al mercado un modelo de zapato blando y sin cordones cómodo y confortable. Más o menos por las mismas fechas un fabricante de la Costa Este trajo, a su vuelta de un viaje a Noruega, un zapato tipo mocasín cosido a mano. Se trataba de un modelo que usaban los pescadores escandinavos. Resultaban tan cómodos que ya los utilizaban los primeros comerciantes y a finales del siglo XVIII los colones norteamericanos ya los enviaban a Europa

La innovación hizo añadir una suela gruesa para lograr un modelo más duradero, atractivo y adecuado para el mercado americano, además, de lo que se convertía en el detalle más apreciado del diseño: el antifaz, una pieza de piel sobre el empeine con una ranura. Fue tal la popularidad que adquirió el mocasín de un día para otro que quienes lo usaban podían afirmar que “iban a la última”.

En 1952 se incorporaron las borlas también al empeine. La lazada atada en la parte superior del empeine rematada por un nudo de cuero no solo era un rasgo de distinción; sino que sugería que el zapato se ajustaba también sin cordones.

Con su carácter informal, comodidad y cierto aire descuidado, el mocasín es sinónimo de elegancia y clasicismo en el vestir del hombre. En la década de 1960 empezó a utilizarse cada vez más, no sólo durante los fines de semana sino también en ámbitos laborales y profesionales.

La evolución del traje a lo largo de los años

A lo largo del siglo pasado el traje tuvo muchos cambios. Las solapas, el número de botones en la chaqueta, el largo de la misma, los pliegues del pantalón…. Todo ha ido cambiando, y evolucionando, con los años. Incluso el uso que se ha dado a esta elegante prenda.

Años 40:

Tiempo de hispters -más dandy- y de beats -más dejados- ambos son fruto de la cultura del jazz.

Años 50:

En esta década los hombros hay un retorno a las chaquetas de hombros anchos y las grandes solapas.

 Años 60/70: 

El traje se entalla con tres botones y la corbata se estrecha. Es la época dorada de los Beatles donde se convierten también en icono de la moda.

Años 80/90: 

Son los años de la bonanza económica y el ejecutivo empieza a vestirse impecablemente. Vuelven los hombros anchos y las solapas grandes.

Años 2000/10:

En la primera década de este siglo el traje sufre una montaña rusa. Pasamos de los botones, de tres a cuatro para volver de nuevo a tres y terminar de nuevo en dos. Desde el 2010 hasta la actualidad es cuando el traje se estiliza. Pasamos del corte clásico (Regular fit) a corte moderno (Custom fit), traje entallado con americana 4 cms más corta de largo.

LA TRENCA: De prenda militar al must del invierno

El origen de la trenca es anterior a la Segunda Guerra Mundial y, como prenda militar, la trenca tenía fama de ser confortable y cómoda.

Su origen se sitúa en la ciudad belga de Amberes donde se producía un tejido de lana con alto contenido en lanolina, lo que le daba una natural cualidad repelente al agua convirtiéndola así en doblemente práctica. Durante la Segunda Guerra Mundial la Royal Navy identificó la prenda como parte de su uniforme. La transición de la trenca al vestuario civil se debió al excedente de prendas de abrigo que se produjo tras la guerra.

Con el paso del tiempo ha ido sufriendo modificaciones según las tendencias más actuales de la moda. Su principal atributo, campaña tras campaña, es el cambio del forro interior. Normalmente suele ser azul marino y jugar con el forro le da un toque de originalidad y distinción.

Aunque sus orígenes fueron belgas, la trenca se ha convertido en algo esencialmente británico. Otra de sus inconfundibles características, son los cierres de alamares, lo que vulgarmente llamamos cuernos.

MODA VINTAGE: Todo lo que necesitas saber

El termino vintage viene del uso de ropa de segunda mano, uso común hasta la llegada de la revolución industrial. El reinado de las enseñas low cost está haciendo que los consumidores empiecen a buscar más la originalidad de las prendas, cambiando la rutina por la diferenciación. La gente comienza a cansarse de vestir como todo el mundo y quieren algo especial y parece ser, que como el vino, cuantos más años tenga mejor.

A finales del siglo XIX solo usaban estas prendas quienes no tenían dinero y un siglo más tarde el termino vintage se separó del concepto de prenda de segunda mano. El impulso definitivo llego en los años 90. El estilo grunge hizo que millones de jóvenes rebuscaran en el armario de sus padres para rescatar camisas de leñador, vaqueros viejos… prendas con historia.

El nuevo siglo trajo el culto a la marca y  a las cadenas de tiendas. La democratización de la moda hizo del vintage la capacidad de dar un toque único en el armario. La ropa vintage no tiene que ser usada; puede ser nueva pero debe pertenecer a varias décadas atrás.

Debemos aclarar que antes la ropa tenía más calidad que ahora, donde prevalece más el precio. Los materiales eran más duraderos y la prenda quedaba en el armario muchos años. Hoy en día es difícil encontrar una prenda duradera, a no ser que te decantes por Paco Cecilio.

ZAPATOS PERFORADOS: Legado de historia e icono de moda.

Siempre se ha comentado que los zapatos perforados surgieron con un práctico fin: agujerear las punteras para que el sudor del interior del zapato se secase mejor después de una dura jornada de trabajo. Esta idea dio lugar a uno de los calzados más estilosos que conocemos hoy en día: el brogue.

ZAPATOS PERFORADOS: Legado de historia e icono de moda.

Estos característicos agujeritos de los que hablábamos fueron evolucionando y se añadieron al clásico modelo Oxford con cordones y también al Derby -conocido como blucher por el mariscal prusiano de finales del siglo XVIII Gebhard Leberecht Von Blucher-.

ZAPATOS PERFORADOS: Legado de historia e icono de moda.

Los primeros en utilizar estos zapatos fueron los campesinos irlandeses y escoceses en el siglo XVI. Tres siglos después se siguen utilizando pero con una función muy diferente. En el siglo XX empezaron a adaptarlos los primeros gentleman y fue en la década de 1920 cuando el príncipe de Gales, Eduardo, los popularizó para jugar al golf. Sin embargo, pronto perdió su connotación deportiva para ponerse de moda entre la alta sociedad.ZAPATOS PERFORADOS: Legado de historia e icono de moda.

En un origen eran marrones, del mismo color que el entorno rural donde se usaban, pero con el tiempo también se fabricaron en negro. Hoy en día son un básico en el zapatero de cualquier amante de la moda.

 

Historia y trayectoria del traje de negocios

La llegada del siglo XX trajo consigo un sinfín de cambios en la sociedad, entre ellas también un giro en la forma de vestir, sobre todo en el vestuario masculino. Hasta entonces, la mayoría de la ropa del hombre se hacía a medida, no se concebía que alguien pudiera entrar en un comercio con dinero y salir con su ropa dentro de una bolsa.

Paco Cecilio: El traje de negocios

Nacía el pret a porter, donde las marcas tomaban el poder. El verdadero cambio se producía en la sastrería. El traje introdujo el ojal en la solapa izquierda, la abertura central, estructura más suave y hombreras sin relleno. Se sentaron entonces las bases de lo que sería el estilo de los trajes durante las siguientes cinco décadas.

A partir de los años ochenta, los italianos se posicionaron como líderes en marcar tendenciasy vanguardia en trajes y sastrería. Con un estilo único y una tendencia clara lo que ellos hacen acaba siendo moda en el resto de Europa y diría que casi en el mundo.

Paco Cecilio: El traje de negocios

Elegir entre un traje casual o de negocios dependerá de tu profesión, si en tu profesión necesitas usarlo a diario, y también del evento al que acudas.

Para un traje de negocios se recomienda escoger colores oscuros, como azul marino, gris o marengo. Las camisas de vestir que se usan con un traje de negocio deben ser blancas o tonos muy claros, como el celeste, y completar el outfit con una corbata de seda. El traje debe estar bien planchado y no tener manchas. Los zapatos limpios y brillantes.

Paco Cecilio: El traje de negocios

Historia de la moda: ORIGEN DE LA AMERICANA

El nombre en inglés es odd jackets y en español americana, cuando su nombre debería ser chaqueta. Su origen se remonta a finales del siglo XIX cuando estas prendas eran utilizadas por los cazadores. Poco a poco, los diseños con pliegues en la espalda fueron trasladados al ámbito deportivo. Y es en este escenario cuando nace lo que hoy conocemos como blazer, azul marino con botones dorados.

En realidad podemos hablar de tres términos: chaqueta, blazer y americana. Aunque en términos generales estamos hablando de la prenda usada sobre la camisa, en casos de vestir formal, o sobre chaleco y/o jersey en caso de vestir más informal.

Chaqueta
La chaqueta no es otra cosa que la transformación de la clásica levita usada en el siglo XIX que se acorta para su comodidad, y que es usada en ambientes rurales cuyo acortamiento hace más útil su utilización. Por ejemplo, era muy usada por cazadores y agricultores. Sus principales características son los tres botones y una sola abertura en el centro de la espalda.

Americana
La americana, en este caso, sustituye los tres botones por sólo dos y cambia la abertura central trasera por dos en ambos lados de la espalda. Se popularizó también en el siglo XIX cuando los británicos se trasladaron a EEUU, donde esta prenda resultaba desconocida. Allí la copiaron y de ahí su nombre. Puede tener bolsillos de parche, de ojal vivo o de pestaña y en algunos casos, un bolsillo más pequeño encima del bolsillo derecho, llamado cerillera. De estilo sobrio, conforma lo que habitualmente llamamos traje de chaqueta.

Blazer
El blazer tiene su origen, como las anteriores versiones, en el siglo XIX cuando la Reina Victoria visito la fragata HMS Blazer. Su capitán había inventado esta prenda en sustitución del uniforme marinero. A su majestad pareció gustarle tanto que ordenó, desde ese momento, incorporarla a toda la Royal Navy. También hay voces que dicen provenir de los equipos de remo, de ahí su versión más deportiva. En cualquier caso, hablamos de una prenda cruzada con dos hileras de botones dorados o plateados que tiene también una versión de una solo fila de botones. Suele ser color marino, y a diferencia de sus orígenes, han desaparecido los escudos originarios en el pecho. Puede tener bolsillos de parche, de ojal vivo o de pestaña.

LOS CHINOS: Historia de un must

Los pantalones que denominamos comúnmente chinos son una alternativa idónea al pantalón vaquero y todo hombre los incluye entre sus prendas favoritas.

Esta prenda ganó popularidad en la Segunda Guerra Mundial y se asentó con el posterior uso de los universitarios de los años cincuenta, pero realmente su historia comenzó en el siglo XIXLos soldados británicos utilizaban esta prenda para camuflarse. Originalmente se fabricaban en China, de ahí su nombre. Chino es una palabra española que describe un pantalón de algodón sport, mientras que caqui es el chino de uno color concreto.

 

 

 

La verdadera innovación de este modelo de pantalón ha sido la inclusión de elastano en su composición, haciendo de este pantalón un must cada temporada en las colecciones de Paco Cecilio. Los puedes encontrar en gran variedad de colores en las colecciones La Española, La Vespita y Paco Cecilio. El elastano o elastómero es un tejido sintético muy utilizado en el mundo de la mujer, pero que fue introducido en los primeros años de este siglo en el mundo del hombre con una gran aceptación. De hecho, el hombre que prueba pantalón con este tejido siempre repite.

Envejece bien, es funcional, cómodo, resistente y un auténtico comodín. Puedes usarlo en infinidad de outfits, más clásicos o casual en función de cómo los combines.

 

Botones en los puños: Legado de Napoleón

Estamos más que acostumbrados a ver, en los puños de las chaquetas, una fila de botones que ya se ha convertido incluso en señal de estilo, pero te has preguntado alguna vez qué funcionen tienen. ¡La respuesta es NINGUNA!

Como tantas otras prendas, o símbolos de nuestra indumentaria, son fruto de alguna etapa histórica en concreto, en esta ocasión de Napoleón.

Según dicen, los soldados napoleónicos no se caracterizaban por sus buenas maneras y solían limpiarse los mocos en la manga de su casa. Esta es la razón que llevó a Napoleón a añadir esta fila de botones en la manga para mantener los uniformes limpios. Desde entonces, no concebimos una americana o chaqueta de traje sin sus botones.

Cuestión de estilo
Hoy por hoy, las marcas tenemos que crear nuestra propia imagen y necesitamos apostar diseño, contraste y distinción en nuestras prendas y usamos, estos pequeños regazos de historia, para crear la nuestra. Sin ir más lejos, en nuestra colección Primavera-Verano, decidimos añadir un toque de color a algunas de nuestras americanas para darles un punto desenfadado.

En las prendas más formales, como trajes o americanas tipo tweed mantenemos los botones metalizados y oscuros, pero en moda todo es cuestión de tendencia.

Bermudas: Llévalos así

En cuanto llegan los primeros rayos de sol, los pantalones cortos o shorts vuelven al Street Style y ganan adeptos año tras año. Las altas temperaturas y los largos y secos veranos en España juegan a favor de la fama de esta prenda. ¿Sabes cómo surgieron?

Su nombre proviene de las Islas Bermudas, territorio británico de ultramar donde se originaron. Formaron parte del traje nacional de Bermudas hasta 2007 y sus orígenes se remontan a 1816 cuando la Royal Navy tomó las islas como cuartel general en el Atlántico Norte.

 

Los shorts o bermudas, pantalón corto por encima de la rodilla, son una prenda informal y que usada, principalmente, durante los fines de semana, las vacaciones e incluso para determinados deportes, como el golf.

 

Los bermudas de Paco Cecilio están confeccionados en algodón y apostamos por los colores vivos, raya diplo y chambray. Su pueden usar con camisa, camiseta o polo. Nuestra apuesta ideal es combinarlas con camisas La Vespita o camisas La Española. Si buscáis un resultado más sport y apostáis por el polo, os recomendamos hacerlo con polos Paco Cecilio. ¡Os gustará el resultado!