La evolución del traje a lo largo de los años

A lo largo del siglo pasado el traje tuvo muchos cambios. Las solapas, el número de botones en la chaqueta, el largo de la misma, los pliegues del pantalón…. Todo ha ido cambiando, y evolucionando, con los años. Incluso el uso que se ha dado a esta elegante prenda.

Años 40:

Tiempo de hispters -más dandy- y de beats -más dejados- ambos son fruto de la cultura del jazz.

Años 50:

En esta década los hombros hay un retorno a las chaquetas de hombros anchos y las grandes solapas.

 Años 60/70: 

El traje se entalla con tres botones y la corbata se estrecha. Es la época dorada de los Beatles donde se convierten también en icono de la moda.

Años 80/90: 

Son los años de la bonanza económica y el ejecutivo empieza a vestirse impecablemente. Vuelven los hombros anchos y las solapas grandes.

Años 2000/10:

En la primera década de este siglo el traje sufre una montaña rusa. Pasamos de los botones, de tres a cuatro para volver de nuevo a tres y terminar de nuevo en dos. Desde el 2010 hasta la actualidad es cuando el traje se estiliza. Pasamos del corte clásico (Regular fit) a corte moderno (Custom fit), traje entallado con americana 4 cms más corta de largo.

LA ELEGANCIA DE UN HOMBRE: Claves para conseguirla

Elegir que ponerse es un quebradero de cabeza para muchos hombres y antes de elegir qué ropa llevar tenemos que tener en cuenta varios factores: personalidad, vida social, profesión

Todo hombre que quiera ser elegante deberá cuidar todos los detalles y por ejemplo la elección de la corbata, camisa, zapatos o complementos no debería dejarse al azar.

El uso del color es muy importante: para el vestir más formal, sastrería, apostamos por la gama de azules y grises. Para el sport, o casual, ofrecemos un abanico amplio de posibilidades. Lo importante es elegir el color según el momento y ocasión. Después hay que elegir el tejido. Cuanto más simple sea el tejido, mejor. No recargues mucho  las rayas ni los dibujos.

Y por último estaría la elección de los accesorios y complementos. Y aquí incluyo el calzado. Elegir mal cualquier de estas prendas o accesorios  te puede arruinar el día.

Para terminar os dejamos algunos consejos para el hombre elegante:

  • Camisa: Si tienes dudas de color apuesta por el comodín: blanco o celeste.
  • Corbata: No uses corbatas de rayas con camisa de rayas. Es la prenda más difícil de elegir, pero también  la que te hace más elegante.
  • Zapatos: Para el día, y en función del color del traje, marrón. Por la noche siempre negro.
  • Pantalón: el hombre elegante siempre lleva el pantalón con la raya bien planchada.

Fondo de armario perfecto para ir al trabajo: Todo lo que necesitas

Afortunadamente parece que la peor parte de la crisis ya ha pasado, surgen nuevos puestos de trabajo y oportunidades laborales. ¿Sabes cómo vestir?  Para acudir a este trabajo ansiado y esperado también debemos cuidar nuestra imagen. Elegancia es saber vestir en cualquier momento y elegir la idoneidad de nuestro atuendo.

La manera en la que vistamos dirá mucho de nosotros ante nuestros clientes, compañeros o competencia. Ir elegante no solo debe estar asociado a usar traje. De hecho hay mucha gente con traje que no sabe ir elegante, y viceversa, gente tremendamente elegante sin necesidad de usar estas dos piezas y hablamos de la tendencia a sustituir el traje por otras opciones más casual, al más puro estilo estadounidense. En cualquier caso: no lucir la imagen adecuada no será positivo para nuestra reputación.

Si vas a trabajar como comercial, ejecutivo o delegado de ventas, es decir, profesionales que requieren relacionarse continuamente con clientes y consumidores, te recomendamos algo muy básico: tres trajes. Uno azul marino, otro gris claro medio, y por último, un gris marengo. Estos tres primeros lisos. Cuando amplíes vestuario te recomendaremos otras opciones, por ejemplo, un Príncipe de Gales, una espiga o una raya diplomática, por ejemplo.

Igualmente, en los comienzos de tu andadura profesional, te aconsejamos como mínimo cinco camisas. Sin arriesgar mucho en color: las azules y blancas siempre son acertadas. En cuanto a estampados, rayas muy finas y discretas, algún cuadro pequeño y, por supuesto, dos o tres lisas. En cuello vestir, puño de botones y sin bolsillo en el pecho. Igual que te decíamos con los trajes, más adelante puedes optar por más variedad de colores y modelos. Incluso para reuniones muy importantes puño de gemelos.

Tampoco deben faltar, al menos, tres pares de zapatos. Dos en color negro, unos Oxford y otros blucher, y un marrón oscuro para usar con el traje gris medio que te hemos recomendado anteriormente.

PAÑUELO: UN TOQUE DE DISTINCIÓN

No podemos presumir de ir perfectamente vestido si no cuidamos los complementos. Hay uno que, al igual que la corbata, imprime un toque de elegancia exclusivo (y difícilmente alcanzable si prescindes de él). Nos referimos al pañuelo en el bolsillo de la chaqueta.

A la hora de escoger el pañuelo, ten en cuenta que debe combinar con la corbata, la camisa o incluso con los calcetines.

El pañuelo no es un complemento exclusivo del traje, se puede utilizar igualmente con americana y pantalón. Es más, si quieres ser un hombre elegante, mi consejo es que lo uses con vaqueros y mocasines. ¡Marcarás estilo allá donde vayas!

¿ERES EMPRENDEDOR?

La semana pasada comentábamos una serie de normas básicas que debe cumplir todo hombre para conseguir la elegancia en el vestir. En esta ocasión, desde Paco Cecilio queremos concretar un poco más y dar una serie de consejos sobre cómo debe vestir un emprendedor, para que, sin ser un experto en moda, pueda impresionar con su imagen.

Es cierto que la educación, preparación intelectual y experiencia en el campo son aspectos muy importantes para todo emprendedor, pero no debemos olvidar la imagen física de cada uno, ya que se trata de algo fundamental y su poder no debe ser subestimado.

Paco Cecilio elegancia vestir

Según cómo te vistas, el mensaje que transmites es muy diferente. Para lograr el éxito y proyectar una imagen profesional adecuada, debes seguir los siguientes consejos:

1. Las imperfecciones y arrugas no ayudarán a tu buena imagen. Cuando termines de usarla, coloca tu camisa debidamente en el armario para evitar arrugas y siempre comprobando que no sufre ninguna rotura o imperfección. En circunstancias normales, no debes usarla más de dos días seguidos. Limpia cada día tus zapatos y mantenlos lo más impecables que puedas.

2. No mezcles un estilo sport con un estilo de vestir. Debes combinar de un modo adecuado las prendas. Procura llevar camisas de tonos azules ya que las camisas blancas, en algunas ocasiones, pueden presentar transparencias no deseadas cuando nos quitamos la americana.

3. Los accesorios son muy importantes. La calidad de tus herramientas de trabajo hablará por ti. Debes cuidar al detalle tus utensilios como bolígrafos, maletines, una funda para tu tablet.

4. Tus manos hablan por ti. Las uñas deben estar limpias y cortas, ya que son una muestra de que prestas atención al detalle.

Paco Cecilio elegancia

Siguiendo estos consejos, además de los que ya indicamos la semana pasada, podrás ofrecer una buena imagen profesional aumentando así tus posibilidades de éxito.