SE BUSCA PRESIDENTE de gobierno BIEN VESTIDO

Esta última semana la Casa Real ha mantenido rondas de conversaciones con todos los representantes del nuevo arco parlamentario antes de la sesión de investidura del nuevo presidente. Un jeroglífico de difícil resolución y mientras llega, se suceden las citas, reuniones y rondas con el Jefe de Estado que queremos analizar, siempre desde el punto de vista de la imagen, no del político.

El jueves y el viernes pasado, en el Palacio de la Zarzuela, el Rey, Felipe VI, recibió a los cuatro principales líderes políticos que tienen posibilidad de formar gobierno. Analicemos la imagen y significado de las prendas, colores escogidos y también del lenguaje no verbal visto en el Salón de audiencias.
Como siempre el más elegante fue el Rey Felipe VI. Impecablemente vestido y jugando muy bien con los tiempos para lucir los colores. Recibió a Albert Rivera el jueves por la tarde y, cómo mandan los cánones de la elegancia, Don Felipe VI eligió un traje color gris oscuro con camisa blanca. Albert Rivera también eligió un traje color gris, pero en esta ocasión más oscuro. Ambos coincidieron en el color de la camisa.

El gris es el color de la reflexión y la objetividad. A veces representa la soledad y el vacío. Estados de ánimos estos últimos que tendrá su Majestad viendo la dificultad encontrada para proponer un candidato al debate de investidura. En el posado ante los medios de comunicación se vio a Albert Rivera con los mismos tics nerviosos que el día del debate televisivo el pasado 7 de diciembre, mover en exceso los brazos y agarrando con fuerza el primer botón de su chaqueta.

Ya el viernes por la mañana recibió a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Mariano Rajoy. Aquí su Majestad eligió un traje gris claro, color que el protocolo recomienda hasta la puesta de sol. Su altura y peso, unido al uso de tirantes, hace que los trajes le sienten impecable. Las mangas de la chaqueta dejan ver una camisa con puño francés y abrochado con gemelos.
Pedro Sánchez ha mejorado mucho su imagen desde el primer encuentro en Moncloa  con Mariano Rajoy, cuando acudió nada más ser nombrado Secretario General del Partido Socialista hace año y medio y cuyo post podéis leer aquí.
En la ronda con el Rey, Sánchez eligió, al igual que el presidente en funciones, traje azul marino y camisa blanca. En este último color de camisa coincidieron todos. El azul transmite confianza, sabiduría, conocimiento y seriedad. También transmite poder. Casualmente lo que todos ansían. Sin embargo, en la recepción de Pedro Sánchez con su Majestad ante los medios de comunicación se le notaba nervioso por la sonrisa forzada que expresaba su rostro.

El traje de Pedro Sánchez estaba muy bien elegido, Slim-fit, dos botones, lana y dejando siempre a la vista 3 cms del puño de la camisa. Hombros bien encajados y pantalón de pierna estrecha.

 

El color blanco de las camisas que todos llevaban representa el símbolo de lo absoluto, la unidad y la paz. Valores estos últimos, unidad y paz, que debería reunir el próximo Presidente del gobierno. El blanco proyecta imagen de pureza y seguridad.Mariano Rajoy, quizás  debido a la edad, siempre lleva trajes más anchos. Prefiere la comodidad a las tendencias. Transmitió una imagen relajada y tranquila, quizá por las tablas que le aportan los año de experiencia.
Desde esta Escuela del Buen Vestir que representa nuestro blog no somos capaces de valorar la imagen de Pablo Iglesias. No entra en nuestros esquemas de elegancia, respeto y educación que una audiencia en el Palacio de la Zarzuela con el Jefe del Estado escoja una camisa remangada, vaqueros y zapatillas.

No podemos analizarla porque no la entendemos. Esperamos que podáis entenderlo.

Análisis de estilo

El pasado lunes día 28 de Julio tuvo lugar el primer encuentro entre el Presidente del Gobierno y el nuevo líder de la oposición. La reunión se produjo días después de que, Pedro Sánchez, fuese nombrado nuevo secretario general de los socialistas. Una cita ineludible para la política, pero también para nuestro blog, y como Escuela del Buen Vestir, analizamos el Estilo de nuestros dos referentes políticos.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, optó en esta ocasión por una americana y pantalón de diferente color, una elección -a mi juicio- equivocada. Para ser el primer encuentro formal entre los dos líderes políticos en el Palacio de la Moncloa, la reunión requería un traje de color oscuro, puesto que el encuentro se produjo pasadas las 18:00 horas.
Quizás Mariano Rajoy quiso dar un aire más informal al encuentro, cosa que su contrincante político no hizo puesto que eligió un traje de color oscuro. Otra cosa es analizar el outfit de Pedro Sánchez, que desmigaremos en estas líneas.

Volviendo a Mariano Rajoy, y a pesar de no llevar la indumentaria adecuada, se le notó mucho más suelto y experimentado en estas lides. Pedro Sánchez nunca debió desabrochar la americana… Gesto que, por ejemplo, Mariano Rajoy no hizo. El hecho de desabrocharse la americana significa, por un lado poca experiencia en actos formales, mal asesoramiento de protocolo y nervios y por otro dejar a la vista el primer error que vamos a analizar en este post: el largo de la corbata nunca debe sobrepasar el ancho del cinturón. El segundo error de Pedro Sánchez fue que en ningún momento dejó ver el largo de la manga de la camisa por debajo de la manga de la americana. Y el tercer error del nuevo líder de la oposición, del que las mujeres hablan maravillas de sus encantos físicos, fue no utilizar el modelo de zapato adecuado para una tarde de Julio donde el mercurio se acerca a los 40 º C.

Dicho todo esto, he de señalar que el PSOE ha ganado infinitamente en imagen en comparación con sus predecesores, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Luís Rodríguez Zapatero, que en ningún momento han sido embajadores de la clase y la elegancia en el vestir.

Volvamos de nuevo al Presidente del Gobierno, el que desde mi punto de vista, en ningún momento debería haber optado por un outfit tan sport para este primer encuentro con el nuevo líder de la oposición. Es más, incluso el bajo del pantalón, largo y con arrugas, como acostumbra habitualmente, lo llevaba el dobladillo con vuelta.

Y siguiendo con los encuentros de autoridades, al día siguiente, martes 29 de julio, Pedro Sánchez fue recibido por el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. Bien por iniciativa propia, bien por consejo de sus asesores, su total look fue radicalmente diferente. En este caso llevaba un traje gris marengo mucho más entallado, los hombros mucho mas encajados, un perfecto largo de las mangas de la americana, la pierna del pantalón mucho mas entallada, el largo del pantalón en su sitio y el zapato adecuado.

Del Rey Felipe VI solo decir que, y siempre a mi juicio, es quizás la persona más elegante de España. Tiene altura y cuerpo para lucir lo que se proponga.

El estilo de los políticos, a debate

Faltan 13 días exactos para el 20 de Noviembre, día de las elecciones generales. Estamos en campaña y todo, hasta el más mínimo detalle, cuenta. Esta noche tendrá lugar el esperado debate televisivo entre los representantes de los dos partidos principales. La mitad del país estará sentado frente al televisor para escuchar y analizar los mensajes de los dos aspirantes a la presidencia, por ello, además del qué dicen -el programa político que expongan-, también es muy importante el cómo lo dicen y la imagen que transmitan.

¿Qué estilo tienen nuestros candidatos?
Imagen y estilo van unidos, una faceta que está asesorada y cuidada por un nutrido grupo de expertos desde hace meses y sería un craso error intentar cambiarla a estas alturas de la campaña es un buen momento para analizarla. ¿Qué quieren transmitir?

Ambos son hombres serios, que pasan desapercibidos en lo que a moda se refiere. Cuidan su imagen, pero no son un referente en moda. Los dos lucen barbas recortadas, pelos cortos, suelen ser muy discretos con los complementos –solo llevan reloj-, y rara vez utilizan gemelos. Aun así, cada uno tiene su particular estilo.

Alfredo Pérez Rubalcaba suele escoger, prácticamente en todas sus apariciones, el traje negro combinado con camisas a rayas y corbatas azules con dibujos, rayas o topos.

Es muy habitual ver al candidato socialista sin corbata, con un estilo más sport pero con pantalón de vestir.

Por su parte, Mariano Rajoy, combina trajes en azulón, gris oscuro y negro. Siempre de cortes clásicos. Emplea mucho la corbata roja –lo que los americanos denominan el ‘Power Tie’, asociado a la fuerza y el poder-.

 

También hemos tenido ocasión de ver al candidato del Partido Popular con  un estilo más sport, sin corbata y con jerséis. En estas ocasiones apuesta, casi siempre, por el azul marino, el granate o el verde muy oscuro.

 

Para ti, ¿qué imagen debe transmitir un político? Participa en nuestra encuesta en Facebook