¿Son adecuadas las camisas de manga corta? Sal de dudas

Dentro de la moda masculina existe una gran controversia sobre el uso de la camisa de manga corta y es que los rigores del calor, el cambio climático y las subidas de temperaturas que cada año son más elevadas han abierto el debate sobre el uso de esta camisa. Para nosotros una prenda poco afortunada y nada elegante que solo sería justificable su uso por comodidad o en hombres de avanzada edad aunque existen opiniones para todos los gustos.

Para unos es un error su uso en verano y sin embargo para otros -según sea el modelo, color o estilo- su uso es adecuado. Si la camisa es clásica, con bolsillo en el pecho, patrón regular-fit… suele ser usada por hombres de avanzada edad, sexagenarios… Sin embargo, modelos Slim-fit o custom-fit, sin bolsillos en pecho, o en algunos casos dos bolsillos de parche, ribetes en los hombros con un estilo legionario, suele ser usada por hombres jóvenes y amantes de las tendencias.

Son muchos los hombres que optan por sustituir la camisa de manga corta por un polo de manga corta, o una camisa de manga larga con el puño remangado. La camisa de manga corta es una prenda estival mientras que la camisa de manga larga es una prenda formal que al remangar su puño cambiamos su concepción.

Desde el punto de vista de la elegancia su uso queda totalmente descartado con chaqueta o traje. Una chaqueta bien llevada debe dejar asomar el puño de la camisa y, en este caso, es imposible. Ni que decir tiene que jamás debería usarse con corbata aunque sigamos viéndolo en algunos ámbitos laborales, por ejemplo en entidades bancarias, y solo con un golpe de vista ya nos produzca rechazo.

Como curiosidad: la camisa de manga corta nació en los años de la postguerra de la Segunda Guerra Mundial, ya que no había aire acondicionado y era una manera de combatir el calor mientras se seguía llevando camisa.

Manual de estilo para esta Navidad: Los puños de tu camisa hablan por ti

El puño es, junto con el cuello y el tejido, la parte más importante de una camisa. Quizás cuando compramos una camisa no prestamos especial atención al puño, pero después de leer este post cambiaremos este mal hábito de nuestros clientes.

La manga de la camisa, y su parte más extrema, el puño siempre debe ser un poco más largo que la manga de la chaqueta, en caso de usarse, para que sobresalga, al menos 1 cm. Este detalle, que muy pocos hombres cuidan, es una expresión de elegancia. Lo contrario, es decir, cuando una manga de chaqueta queda larga, y por lo tanto no deja ver parte del puño de la camisa, es una costumbre habitual en muchos hombres. Aparte de hacerte más bajo, estéticamente, es muy feo.

Hay varios tipos de puños que hoy vamos a estudiar:

1.- Sencillo: Es el más habitual y suele abrochar con dos botones.

2.- Doble o francés: Tiene el doble de longitud y se dobla por la mitad. Se cierra con gemelos y es el más formal.

3.- Mixto: Tiene el ojal doble y permite cerrarse de las dos maneras.

Por su parte, la prenda más importante de cualquier look es la camisa, pero ¿sabemos escoger bien? Es habitual ver hombre con barriga llevando camisas custom-fit o todo lo contrario: personas muy delgadas con camisas regular-fit. Siendo, en ambos casos, un gran error para la imagen.

Es fundamental conocer tu cuerpo para decidir cómo vestirte y tenerlo en cuenta a la hora de escoger tus prendas. En el mundo de la moda tenemos tres hechuras de camisa que sientan mejor a un tipo de cuerpo, u otro y es recomendable seguir estas indicaciones:

Camisas Regular fit: Tienen un corte clásico. Son las recomendadas para hombres con barriga o pasados de kilos. Sus hombros y espalda aportar comodidad y holgura.

Camisas Slim-fit: Su hechura es semientallada y su corte es más juvenil. Es el modelo más vendido por ser un patrón normalizado y adaptado a la mayoría de los hombres.

Camisas custom-fit: Es el modelo más entallado. Tiene los hombros y la espalda muy ajustados e incluso, en ocasiones, con una pinza en la espalda. Es el patrón más juvenil y sólo recomendado para hombres muy atléticos