¿Son adecuadas las camisas de manga corta? Sal de dudas

Dentro de la moda masculina existe una gran controversia sobre el uso de la camisa de manga corta y es que los rigores del calor, el cambio climático y las subidas de temperaturas que cada año son más elevadas han abierto el debate sobre el uso de esta camisa. Para nosotros una prenda poco afortunada y nada elegante que solo sería justificable su uso por comodidad o en hombres de avanzada edad aunque existen opiniones para todos los gustos.

Para unos es un error su uso en verano y sin embargo para otros -según sea el modelo, color o estilo- su uso es adecuado. Si la camisa es clásica, con bolsillo en el pecho, patrón regular-fit… suele ser usada por hombres de avanzada edad, sexagenarios… Sin embargo, modelos Slim-fit o custom-fit, sin bolsillos en pecho, o en algunos casos dos bolsillos de parche, ribetes en los hombros con un estilo legionario, suele ser usada por hombres jóvenes y amantes de las tendencias.

Son muchos los hombres que optan por sustituir la camisa de manga corta por un polo de manga corta, o una camisa de manga larga con el puño remangado. La camisa de manga corta es una prenda estival mientras que la camisa de manga larga es una prenda formal que al remangar su puño cambiamos su concepción.

Desde el punto de vista de la elegancia su uso queda totalmente descartado con chaqueta o traje. Una chaqueta bien llevada debe dejar asomar el puño de la camisa y, en este caso, es imposible. Ni que decir tiene que jamás debería usarse con corbata aunque sigamos viéndolo en algunos ámbitos laborales, por ejemplo en entidades bancarias, y solo con un golpe de vista ya nos produzca rechazo.

Como curiosidad: la camisa de manga corta nació en los años de la postguerra de la Segunda Guerra Mundial, ya que no había aire acondicionado y era una manera de combatir el calor mientras se seguía llevando camisa.

La evolución del traje a lo largo de los años

A lo largo del siglo pasado el traje tuvo muchos cambios. Las solapas, el número de botones en la chaqueta, el largo de la misma, los pliegues del pantalón…. Todo ha ido cambiando, y evolucionando, con los años. Incluso el uso que se ha dado a esta elegante prenda.

Años 40:

Tiempo de hispters -más dandy- y de beats -más dejados- ambos son fruto de la cultura del jazz.

Años 50:

En esta década los hombros hay un retorno a las chaquetas de hombros anchos y las grandes solapas.

 Años 60/70: 

El traje se entalla con tres botones y la corbata se estrecha. Es la época dorada de los Beatles donde se convierten también en icono de la moda.

Años 80/90: 

Son los años de la bonanza económica y el ejecutivo empieza a vestirse impecablemente. Vuelven los hombros anchos y las solapas grandes.

Años 2000/10:

En la primera década de este siglo el traje sufre una montaña rusa. Pasamos de los botones, de tres a cuatro para volver de nuevo a tres y terminar de nuevo en dos. Desde el 2010 hasta la actualidad es cuando el traje se estiliza. Pasamos del corte clásico (Regular fit) a corte moderno (Custom fit), traje entallado con americana 4 cms más corta de largo.