¿Sabes qué es Pilling?

¿Sabes qué es Pilling?

Todos en alguna ocasión hemos sufrido en nuestras propias carnes el efecto desagradable del pilling. Pilling (del inglés pills, que significa píldora o bolita). Son esas horrorosas bolitas en la superficie de alguna prenda, normalmente prendas de punto.

El pilling está compuesto por miles de fibras que aparecen por frotación. Es decir, cuando frotas, por ejemplo, la manga de un jersey con el cuerpo. Esta frotación se convierte en bolitas y son persistentes en tejidos compuestos, al menos, de dos materias que tienen diferentes resistencias físicas.

Pongamos un ejemplo. Un jersey compuesto de lana y poliéster. Las bolitas aparecen porque la resistencia a la tracción y al roce de la lana es inferior a la del poliéster…y a fuerza de frotar, salen las dichosas y odiadas bolitas. Estas bolitas están compuestas de pequeños tramos de fibras de lana partidas que quedan unidas a la prenda a través de las fibras de poliéster que al ser de alta resistencia no se parten y mantienen adherido el conjunto a la superficie del jersey, y hacen que este quede inservible puesto que a la vista resulta una imagen muy fea.

¿Sabes qué es Pilling?

El pilling suele ocurrir en prendas de punto porque los hilos que  se utilizan tienen menos torsión, es decir, tienen menos vueltas en el proceso de fabricación y quedan menos apretadas por lo que facilita que las fibrillas que componen  se salgan del mismo.

Para combatir el pilling, sería conveniente comprar prendas que no tengan mezcla de fibras, es decir, que sea sólo lana o algodón….Pero si a pesar de todos estos consejos aparecen las bolitas, hay un remedio casero que nunca falla. Cortarlas con una maquinilla, sabiendo que si salieron una vez, volverán a salir de nuevo.

FIBRAS TEXTILES: Descubre sus propiedades

Paco Cecilio: Las fibras textiles

Las fibras textiles son como el cabello, ligamentos flexibles cuyo grosor es muy pequeño con relación a su longitud. Son la base con la que se fabrican hilos textiles y tejidos. Por esta razón, dependiendo de las características de las fibras, los tejidos tendrán unas propiedades u otras. Las fibras se clasifican en función de la fuente de la que se obtiene: naturales, artificiales y sintéticas.

Fibras naturales

Paco Cecilio: Las fibras textiles

Son las que se   obtienen directamente de la naturaleza. Las más importantes son la lana – que se obtiene de las ovejas de distintas razas- y el algodón de la pelusa que recubre las semillas de la planta del algodón.

Dentro de las fibras naturales, el algodón es la más utilizada.  Su calidad depende de su finura, pureza, brillo, color y longitud. Así, cuanto mayor sea la longitud de la fibra, tanto más fino, resistente y regular es el hilo que se obtiene, es decir, más calidad tiene el algodón y más caras son las prendas. En camisería se utilizan fibras de 5 cm.

Las principales propiedades del algodón son:

  • Cede y se deforma
  • Es transpirable
  • Se puede teñir y fijar bien los colores
  • Si se lava a menudo pierde el color
  • Se arruga con facilidad

La lana es esponjosa y cálida, rebelde a la arruga y fácil de planchar. Protege tanto del frio –formando una capa aislante- como del calor –absorbiendo la humedad-.

La lana que proviene directamente de la oveja es la lana virgen, es decir, no está mezclada con otras fibras y podemos hablar de “pura lana virgen”.

Debido a la gran variedad de razas de ovejas, existen muchas variedades de calidades de lana:

  • Lana merina: Se utiliza para géneros de punto de calidad.
  • Lambswool: Resultante de la primera esquila de la oveja, muy fina y suave. Se utiliza para prendas de punto de calidad media.
  • Shetland: Procede de la oveja escocesa. Se utiliza en prendas de estilo rústico.

La lana se utiliza para prendas exteriores de todo tipo: americanas, trajes, abrigos y sus principales características son:

  • Da volumen y cuerpo a las telas
  • Muy buen aislante térmico
  • Es limpia, repele el polvo y la suciedad
  • Es poco transpirable
  • Impregna bien los tintes
  • Encoge a altas temperaturas. No debe lavarse a más de 40º C

 Fibras artificiales

Paco Cecilio: Las fibras textiles

Son las fibras obtenidas a partir de materia prima natural. La materia prima es la celulosa y la principal fibra artificial de uso textil es el rayón –muy utilizada en forros y se arruga con facilidad- o viscosa.

Las fibras artificiales tienen propiedades semejantes a las naturales aunque pueden obtenerse a partir de proteínas vegetales presentes en determinadas plantas – cacahuete, maíz o soja – generalmente derivan de la celulosa.

Fibras sintéticas:

Paco Cecilio: Las fibras textiles

La elaboración de fibras sintéticas textiles se realiza a partir de materias primas que se encuentran con facilidad y suelen ser poco costosas: carbón, alquitrán, amoniaco y petróleo. Las operaciones químicas realizadas con estos materiales permiten obtener resinas sintéticas que, tras su hilado, resultan elásticas, ligeras y resistentes tanto al desgaste, como a la presencia de ácidos u otros agentes externos. La incorporación de un colorante al polímero permite teñir el material antes de su hilado, lo que nos da un óptimo nivel de estabilidad cromática en la fibra que, además de no desteñir, elimina la necesidad de recurrir a posteriores operaciones del fiado del tinte.

A principios de siglo Wallace H. Carothers inventó el nailon, muy común en la fabricación del punto. El éxito fue rápido, lo que favoreció la aparición de otras fibras.
Los poliésteres están muy extendidos en la industria textil. A su resistencia añaden cualidades de indeformabilidad; además, no se arrugan. Su tacto es suave, son buenos conductores de calor y su solidez del color es alta.

ESCOGER TEJIDOS SEGÚN LA ESTACIÓN DEL AÑO

Aunque parezca fácil escoger un tejido para un traje, pantalón o camisa… todo dependerá de la estación del año y la finalidad para la que nos pongamos la prenda. A fin de cuentas, no es lo mismo vestirse para ir a trabajar que escoger prendas para acudir a una fiesta o hacer un viaje.

El aspecto que proyectemos es muy importante y las prendas son las encargadas de darnos volumen, amplitud o altura en función de si elegimos cuadros, rayas o prendas lisas. De igual manera, la composición de la prenda determinará la calidad de la misma. No es lo mismo un tejido natural que un sintético, por ejemplo.

El tejido y el color aportan sensaciones y efectos ópticos que también son más adecuadas en función del momento o estación del año en la que nos encontremos. Los tejidos más utilizados en invierno son la lana y el algodón, mientras que en verano estos mismos tejidos se mezclan con el lino o ramio para dar sensación de frescura y ligereza.

¿CÓMO VISTE UN HOMBRE ELEGANTE?

La elección de la corbata, el zapato o la camisa, son elementos que jamás debe descuidar un hombre elegante.

Dadas las fechas en las que nos encontramos, hoy queremos dedicar el post a dar algunas pautas para vestir en los eventos primaverales: bodas, bautizos, comuniones o graduaciones.

Ante todo los colores, que en el caso del hombre elegante son grises, negros o marinos. El beige o el marrón también desprenden elegancia, pero en este caso, depende mucho de la ocasión. Ir a una boda con estos tonos está bien, pero si buscas acudir sobrio y elegante, os recomendamos que vistáis de oscuro.

Después pasaríamos a los tejidos. Cuanto más simples sean, mejor. Huid de tejidos gruesos y llenos de dibujos. Cuanto más finos, como microrayas o microdibujos, más elegante será tu look.

Por último, los accesorios. El hecho de haber invertido mucho en sastrería no garantiza el éxito, ya que si la elección de la camisa, la corbata o el zapato no es acertada, el resultado no será el esperado.

Llevar zapatos inadecuados o sucios, mezclar estampados grandes en camisas y corbatas o vestir un cinturón de diferente color al zapato, pueden hacer de vosotros la atracción del evento, pero en el peor de los sentidos.

Cuidados de tejidos: Fibras made in vegetales

Siguiendo nuestra serie de post dedicados al cuidado de los tejidos, hoy es el momento de hablar de tejidos que tienen como origen las fibras vegetales, y en concreto del algodón y el lino.
El algodón es la fibra más confortable y es el protagonista indiscutible al hablar de fabricación; al menos el 39% del consumo total está copado por este material. Se arruga con la misma facilidad que se tiñe, es más económico que otras fibras animales y necesita de tratamientos mecánicos y/o químicos para poder utilizarlo. En cuanto al cuidado es muy resistente a los lavados, se plancha fácilmente –aunque se recomienda planchar la prenda cuanto todavía tenga algo de humedad- tolera bien las lejías y puede frotarse y escurrirse sin tener consecuencias. También puede limpiarse en seco.

 El lino, por su parte, suele ser un tejido de verano, y es que dependiendo de su hilado puede ser un tejido muy fino –como la batista- y fresco –por su grado de absorción de agua-. Es muy suave y hay que cuidarlo exactamente igual que el algodón. Como anécdota, os diremos que el lino es una de las primeras fibras que el hombre utilizó, incluso antes que la lana.

En otro post os hablaré de los tejidos de origen artificial, para que a la hora de escoger una u otra prenda sepáis cómo está fabricada y cómo cuidarla.

Prendas de pelo animal ¿Sabes cómo cuidarlas?

Saber cómo cuidar los tejidos es fundamental para aumentar la vida de nuestras prendas. Hay materiales más delicados que otros, en esta ocasión nos centramos en el pelo de los animales; una fuente inagotable de tejidos. El pelo es liso y cae suelto, y la composición química es muy similar a la de la lana, por lo que hay que seguir la misma pauta de cuidados. Dentro de este tipo de tejidos, los más conocidos son los pelos de alpaca, angora, cachemir y camello.

El pelo de alpaca es muy suave y brillante, suele ser blanco, o en ocasiones color chocolate. Es muy habitual encontrar trajes de caballero confeccionados con el pelo de este animal.

Por su parte, el pelo de angora –procedente del conejo originario de la región turca que le da nombre- es fino, suave y muy largo. Lo más habitual es encontrar suéteres y prendas de punto elaboradas a base de angora y mezclado con algodón o fibras sintéticas. La cabra de la región de Cachemira dio nombre a los famosos chales de cachemir, tiene un gran valor y en muchas ocasiones se teje mezclando con otras fibras. Tener una prenda confeccionada 100% cachemir es un gran lujo.

Por último, nos queda por destacar el pelo de camello. Este material suele emplearse para fabricar prendas ligeras e impermeables y son reconocidos los abrigos y mantas fabricadas con este pelo fino, liso y muy suave.


Recuerda, que las pautas de cuidado son los mismos que los de la lana: procura lavar estas prendas con agua tibia y jabón neutro. Tiéndelas en posición horizontal y en caso de necesitar planchado, hazlo siempre a muy baja temperatura o planchando sobre un paño húmedo para evitar que aparezcan brillos.