Casual Friday: Llévalo con estilo

El estilo casual se impone en algunas profesiones mientras que en otros lo que se está implantando es el casual Friday. Esta no es otra costumbre de dejar a los trabajadores vestir de manera informal los viernes. Es una tendencia muy extendida en muchas empresas y oficinas. Sobre todo en profesiones tecnológicas, consultoras, agencias de marketing y publicidad…

El gran cambio se produce en los años 50 cuando los pantalones de algodón, conocidos popularmente como chinos, dejaron de servir de uniforme al ejército durante la II Guerra Mundial para empezar a usarse en la vida cotidiana. En los años 80 ya era una prenda básica del armario masculino y con ellos surge, en la década de los 90, el casual Friday.

El estilo de vestir en el trabajo se ha ido relajando con el paso del tiempo y hoy prendas como la camisa o los chinos se han convertido en el uniforme perfecto para aquellos hombres que quieren ir correctos, pero cómodos. Lo que ocurre algunas veces es que cierta relajación en las prendas que vestimos termina en falta de detalles que redundan negativamente en la elegancia del hombre, hecho que siempre reivindicamos desde aquí.

En ámbitos financieros, o de negocios, los hombres siempre tenían que utilizar trajes grises o azules con camisas blancas o celestes. Ahora ha nacido el estilo Business Casualwear donde el protocolo es mucho más relajado. Un síntoma de que la rigidez ha muerto y que hoy en día podemos ver al directivo con americana y pantalón. Pero siempre le recomendaremos el toque chic, que no es otro que un pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta o unos zapatos elegidos con esmero. 

ALTURA DEL DOBLADILLO DE LOS PANTALONES: en su justa medida

El límite está en el tobillo: ni más arriba, ni más abajo. Llevarlo más arriba haría que el pantalón quedase muy corto y nuestra imagen muy ridícula, pero también queda muy feo llevar un pantalón con el dobladillo muy abultado y ancho. Nuestra recomendación es que si sobra tela se acorte a cuatro centímetros de la suela del zapato.

Pero últimamente estamos viendo una nueva tendencia, que no es otra que llevar los bajos del pantalón remangados hasta el tobillo dejando ver los calcetines. Esta forma de llevar el pantalón proviene del estilo rockabilly de los años cincuenta y de personajes como James Dean o John Travolta. Nuestra recomendación es que si quieres llevar esta tendencia antes asegúrate de que estar en el ambiente apropiado, sino es preferible no arriesgar y hacer los dobladillos cosidos como se ha hecho toda la vida.

Si quieres probar a lucir tendencia sólo tienes que doblar el bajo del pantalón hacia arriba. Según el largo del pantalón, con dos o tres vueltas sería suficiente. Pero eso sí, el pantalón debe ser Slim-fit. De otra manera quedaría muy feo y no te gustaría el resultado. Otro consejo para llevar esta tendencia es cuidar los detalles, como por ejemplo no dejar a la vista la pierna y escoge bien los calcetines, innova con colores vivos y guarda los negros o marrones para otras ocasiones.

Desde esta Escuela del buen vestir te animamos a llevar tendencias pero no renuncies, ni pierdas de vista, las normas básicas de la elegancia: saber cuándo llevarlos, una situación casual o informal puede ser un buen momento, pero nunca en una entrevista de trabajo o un evento donde se requiera formalidad.