Elegancia masculina en 5 pasos

Vestir elegante no tiene que ser algo reservado sólo para bolsillos privilegiados y gente adinerada. Un gentleman cuida su armario y siempre tiene un buen fondo de armario y complementos que pueda sacarle de mil y un apuro y servirle para múltiples ocasiones. Aprende a desarrollar tu elegancia sacándote partido con estas pinceladas básicas sobre moda masculina.

  1. Trajes: Los trajes parece que sólo se pueden usar en ocasiones muy formales y no siempre es así. Hay trajes para cada ocasión. Incluso para vestir, más o menos, informal. Por ejemplo, en verano, con las altas temperaturas, un traje beige en las horas centrales del día es un acierto y un color al que sacar partido. Sin embargo, una raya diplomática o un Príncipe de Gales, es el paradigma del buen gusto mientras que el traje de tres piezas con chaleco, que cada año viene con más fuerza, estiliza la figura del hombre con buena estatura.
  2. Alternativas al traje: Si la opción es no ir con traje, la chaqueta es la solución. Aquí entra en juego tu imaginación, atrevimiento y personalidad. El hecho de poder prescindir de la corbata multiplica tus posibilidades. Ahora es tendencia uno o dos ojales y jugar al contraste, lo que aporta colorido.
  3. Camisas imprescindibles: Conseguir que el traje y la camisa combinen es la meta de todo hombre que quiera ser elegante. Si antes hablábamos de prendas básicas y fondo de armario, la camisa blanca y celeste nunca debe faltar. Son un comodín para cualquier color de traje y corbata.
  4. Pantalones: Un pantalón negro, otro marino y otro en gama de colores tierra (beige o tostado) son básicos en el armario masculino. Lo mejor es elegir de algodón con elastano. Notaras la diferencia y no querrás otra composición.
  5. Complementos: Dar un toque elegante con corbata o pajarita es cuestión de gusto personal. La corbata atrae menos miradas que la pajarita, que expresa mucho más la personalidad de quien la luce. El uso de la pajarita exige que seas atrevido y te hayas liberado de muchos complejos. No todos los hombres se atreven a usarlas.

Historia y trayectoria del traje de negocios

La llegada del siglo XX trajo consigo un sinfín de cambios en la sociedad, entre ellas también un giro en la forma de vestir, sobre todo en el vestuario masculino. Hasta entonces, la mayoría de la ropa del hombre se hacía a medida, no se concebía que alguien pudiera entrar en un comercio con dinero y salir con su ropa dentro de una bolsa.

Paco Cecilio: El traje de negocios

Nacía el pret a porter, donde las marcas tomaban el poder. El verdadero cambio se producía en la sastrería. El traje introdujo el ojal en la solapa izquierda, la abertura central, estructura más suave y hombreras sin relleno. Se sentaron entonces las bases de lo que sería el estilo de los trajes durante las siguientes cinco décadas.

A partir de los años ochenta, los italianos se posicionaron como líderes en marcar tendenciasy vanguardia en trajes y sastrería. Con un estilo único y una tendencia clara lo que ellos hacen acaba siendo moda en el resto de Europa y diría que casi en el mundo.

Paco Cecilio: El traje de negocios

Elegir entre un traje casual o de negocios dependerá de tu profesión, si en tu profesión necesitas usarlo a diario, y también del evento al que acudas.

Para un traje de negocios se recomienda escoger colores oscuros, como azul marino, gris o marengo. Las camisas de vestir que se usan con un traje de negocio deben ser blancas o tonos muy claros, como el celeste, y completar el outfit con una corbata de seda. El traje debe estar bien planchado y no tener manchas. Los zapatos limpios y brillantes.

Paco Cecilio: El traje de negocios

¿QUÉ ME PONGO EN EL TRABAJO?

Transmitir una buena impresión es la máxima para cualquier hombre sea cuál sea la profesión a la que se dedique, pero hay ciertos sectores y puesto donde la imagen es muy importante. ¿Es tu caso? Recuerda que siempre tu imagen debe ser acorde con tu profesión y los valores que quieras transmitir: seguridad, confianza, responsabilidad o liderazgo.

El mundo de los negocios y la imagen personal siempre han tenido una estrecha relación. Por ello, desde la Escuela del buen vestir te recomendamos que vistas de acuerdo con la organización a la que representas, forma parte de tu trabajo.

Paco Cecilio: Cómo vestir para ir a trabajar

Lo peor que te puede pasar es no ser valorado porque tu imagen no sea la adecuada. Una imagen personal apropiada genera seguridad, orden, credibilidad y confianza.

Paco Cecilio: Cómo vestir para ir a trabajar

Hay hombresque tienen un traje en el armario y lo utilizan únicamente en contadas ocasiones. Es un error muy común puesto que el día que toca llevarlo no suele sentirse cómodo, ni favorecido.

Otro punto a tener en cuenta es que las tendencias cambian y nosotros debemos evolucionar con ellas. Los colores, los patrones, los acabados y la fórmula más sencilla: Escoge el trajeque encaje mejor con tu cuerpo, apuesta por un buen zapato, más cosmopolita o más clásicoy haz un guiño a tu estilo apostando por los complementos. Tu imagen será de 10.

Paco Cecilio: Cómo vestir para ir a trabajar

Botones en los puños: Legado de Napoleón

Estamos más que acostumbrados a ver, en los puños de las chaquetas, una fila de botones que ya se ha convertido incluso en señal de estilo, pero te has preguntado alguna vez qué funcionen tienen. ¡La respuesta es NINGUNA!

Como tantas otras prendas, o símbolos de nuestra indumentaria, son fruto de alguna etapa histórica en concreto, en esta ocasión de Napoleón.

Según dicen, los soldados napoleónicos no se caracterizaban por sus buenas maneras y solían limpiarse los mocos en la manga de su casa. Esta es la razón que llevó a Napoleón a añadir esta fila de botones en la manga para mantener los uniformes limpios. Desde entonces, no concebimos una americana o chaqueta de traje sin sus botones.

Cuestión de estilo
Hoy por hoy, las marcas tenemos que crear nuestra propia imagen y necesitamos apostar diseño, contraste y distinción en nuestras prendas y usamos, estos pequeños regazos de historia, para crear la nuestra. Sin ir más lejos, en nuestra colección Primavera-Verano, decidimos añadir un toque de color a algunas de nuestras americanas para darles un punto desenfadado.

En las prendas más formales, como trajes o americanas tipo tweed mantenemos los botones metalizados y oscuros, pero en moda todo es cuestión de tendencia.

Traje con chaleco: cómo llevarlo

El traje con chaleco, es decir, tres piezas iguales se estableció hace dos siglos. Luis XIV lo definió como la unión de chaqueta, chaleco y pantalón y hasta la Segunda Guerra Mundial era impensable separar las tres piezas. Hoy en día este modelo de traje se le considera con el grado máxima de la elegancia y relega su uso a ocasiones muy formales.

Como apunte de estilo añadiremos que el chaleco suele tener 4 ó 5 botones y el último siempre debe ir desabrochado.

El traje, hoy en día, ha perdido formalidad quedando reducido a la mínima expresión, donde desde finales del siglo pasado, se usa hasta sin corbata. Un hábito,  como ya hemos comentado en otras ocasiones, ni compartimos ni defendemos, todo lo contrario. No nos cansaremos de repetir, desde esta Escuela del Buen Vestir, que para vestir informal o casual existen otras prendas y dando al traje el lugar que merece: la expresión máxima de elegancia y formalidad.

Las chaquetas de una solo fila pueden tener entre uno y cuatro botones, aunque hoy lo más visto son dos o tres. Lo tradicional es confeccionarlos en lana, pero en época también los encontraréis en algodón, con un resultado más informal pero sin abandonar el estilo que nos caracteriza.

Análisis de estilo

El pasado lunes día 28 de Julio tuvo lugar el primer encuentro entre el Presidente del Gobierno y el nuevo líder de la oposición. La reunión se produjo días después de que, Pedro Sánchez, fuese nombrado nuevo secretario general de los socialistas. Una cita ineludible para la política, pero también para nuestro blog, y como Escuela del Buen Vestir, analizamos el Estilo de nuestros dos referentes políticos.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, optó en esta ocasión por una americana y pantalón de diferente color, una elección -a mi juicio- equivocada. Para ser el primer encuentro formal entre los dos líderes políticos en el Palacio de la Moncloa, la reunión requería un traje de color oscuro, puesto que el encuentro se produjo pasadas las 18:00 horas.
Quizás Mariano Rajoy quiso dar un aire más informal al encuentro, cosa que su contrincante político no hizo puesto que eligió un traje de color oscuro. Otra cosa es analizar el outfit de Pedro Sánchez, que desmigaremos en estas líneas.

Volviendo a Mariano Rajoy, y a pesar de no llevar la indumentaria adecuada, se le notó mucho más suelto y experimentado en estas lides. Pedro Sánchez nunca debió desabrochar la americana… Gesto que, por ejemplo, Mariano Rajoy no hizo. El hecho de desabrocharse la americana significa, por un lado poca experiencia en actos formales, mal asesoramiento de protocolo y nervios y por otro dejar a la vista el primer error que vamos a analizar en este post: el largo de la corbata nunca debe sobrepasar el ancho del cinturón. El segundo error de Pedro Sánchez fue que en ningún momento dejó ver el largo de la manga de la camisa por debajo de la manga de la americana. Y el tercer error del nuevo líder de la oposición, del que las mujeres hablan maravillas de sus encantos físicos, fue no utilizar el modelo de zapato adecuado para una tarde de Julio donde el mercurio se acerca a los 40 º C.

Dicho todo esto, he de señalar que el PSOE ha ganado infinitamente en imagen en comparación con sus predecesores, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Luís Rodríguez Zapatero, que en ningún momento han sido embajadores de la clase y la elegancia en el vestir.

Volvamos de nuevo al Presidente del Gobierno, el que desde mi punto de vista, en ningún momento debería haber optado por un outfit tan sport para este primer encuentro con el nuevo líder de la oposición. Es más, incluso el bajo del pantalón, largo y con arrugas, como acostumbra habitualmente, lo llevaba el dobladillo con vuelta.

Y siguiendo con los encuentros de autoridades, al día siguiente, martes 29 de julio, Pedro Sánchez fue recibido por el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. Bien por iniciativa propia, bien por consejo de sus asesores, su total look fue radicalmente diferente. En este caso llevaba un traje gris marengo mucho más entallado, los hombros mucho mas encajados, un perfecto largo de las mangas de la americana, la pierna del pantalón mucho mas entallada, el largo del pantalón en su sitio y el zapato adecuado.

Del Rey Felipe VI solo decir que, y siempre a mi juicio, es quizás la persona más elegante de España. Tiene altura y cuerpo para lucir lo que se proponga.

Proclamación Felipe VI: Análisis de estilo

El pasado día 19 de Junio de 2014 echó a andar en España una nueva Monarquía. Empezó el Reinado de Don Felipe VI. En este blog, y en su Escuela del Buen Vestir, vamos a analizar las maneras de cada uno para interpretar el protocolo y la asistencia a un evento tan importante y significativo para España y los españoles: La Proclamación del nuevo Rey.

Empezaré por Don Felipe VI. Impecable, sobrio pero tremendamente elegante, como acostumbra en todas y cada una de sus apariciones públicas. Es quizás de las personas más elegantes de España. Su altura y figura de deportista favorecen mucho sus looks. Sabe interpretar como nadie la moda. Suele ser muy sobrio, lo que es su caso es una virtud. Para la ocasión eligió un impecable uniforme azul de gran etiqueta del Ejército de Tierra adornado con fajín rojo. A destacar el largo exacto de las mangas mostrando su precioso reloj azul y los gemelos con los que abrochaba los puños de su camisa. Igualmente destacable el largo exacto de su pantalóndejando a la vista sus elegantes zapatos. Estos detalles, de los que acostumbró a insistir en mis post, y que parecen obvios, marcan la diferencia entre la fina línea que separa la elegancia de la vulgaridad.

Del resto de miembros del gobierno se impuso el criterio de Casa Real y vimos a las tres máximas autoridades del Estado vestidos de etiqueta. El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería cuidar más los bajos de su pantalón. Problema de fácil solución con el uso de tirantes en lugar de cinturón. Los Presidentes de la Cámara Alta y Baja, Jesús Posada y Pío García Escudero respectivamente, lucían con bastante estilo sus outfits. El resto de miembros del gobierno tenían libre elección y optaron por traje. Aquí habría mucho que contar. Entre 4000 asistentes, hombres y mujeres, había de todo.

Voy a destacar varios hechos significativos. Pudimos ver en la tribuna de invitados a tres de los cuatros ex presidentes vivos de la democracia. Tanto Felipe González como José María Aznar llevaban camisa blanca de puño francés, es decir, puño doble para abrochar con gemelos. Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero optó por camisa de puño sencillo. La coronación de Don Felipe VI requería más formalidad. Pero esta fue una constante en la legislatura del último Presidente del Gobierno. Y eso que fue de menos a más. Cuando ganó las elecciones de 2004 había que ver cómo le sentaban los trajes

Otro hecho a resaltar fue la diferencia de colorido en el hemiciclo entre el acto del pasado jueves y el celebrado hace 39 años cuando fue coronado Don Juan Carlos I. En aquel año el hemiciclo estaba sólo compuesto por hombres y, además, todos de negro riguroso en memoria por la reciente muerte de Franco. En este caso, el colorido que presidía el acto fue un hecho reseñable. La composición casi paritaria del parlamento hizo que el aspecto de luz y color fuera un valor diferencial.

No podemos dejar fuera de este análisis el besamanos, ocasión para ver personajes del panorama cultural y social. Si tuviera que hacer un pódium, en lo más alto del cajón estaría el torero José María Manzanares. Eligió un traje de tres piezas con pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta y unos zapatos que hicieron de él, siempre a mi criterio, la personalidad más elegante de Palacio. Seguido muy de cerca también por el diestro Enrique Ponce. La polémica vino servida por mi admirado e idolatrado cantante favorito, David Bisbal. Su presencia sin corbata fue lo más comentado del día. Decidió saltarse el protocolo. Hay un refrán que dice: ” Donde fueras, haz lo que vieras”. Debió darse cuenta que 4.000 personas no pueden estar equivocadas cuando se presentan en el Palacio Real luciendo sus mejores galas y él lo hace sin corbata.

EL PANTALÓN DEL TRAJE

A la hora de comprar un traje, solemos centrar nuestra atención más en la americana que en el pantalón. Cuando llegamos a la oficina, por ejemplo, muchos de nosotros dejamos colgada la americana y pasamos el resto del día sin llevarla puesta. Sin embargo, el pantalón juega un papel muy importante en el vestir de cualquier persona, ya que se trata de la prenda que más se ve.

El hombre, en el momento de realizar la compra del pantalón del traje, sólo se preocupa de que abroche la cintura con holgura, y sobre todo, que el bajo del pantalón les cubra el zapato, el tacón y casi que arrastre. ¡Qué error!

El pantalón debe probarse en la cintura, no en la cadera, es decir, justo por encima del ombligo, y debe abrochar con holgura ya que siempre es más fácil arreglar un pantalón holgado que uno estrecho. La pierna se irá estrechando desde el muslo en disminución hasta el bajo.

Una de las costumbres más habituales en las tiendas es la obsesión por parte del cliente de solicitar al dependiente que el pantalón cubra todo el zapato. Por mucho que intentamos explicarle la forma correcta que debería tener el bajo, algunas veces no hay manera de convencerles. No se dan cuenta de que el pantalón, por el simple hecho de caminar, subir y bajar del coche, y demás movimientos que realizamos cada día, caerá  por sí solo unos centímetros con el resultado que se puede ver en la foto.

Paco Cecilio traje

El pantalón debe tocar ligeramente el zapato, hará una mínima arruga y evitará que se vea el calcetín.  En la foto se puede observar cómo debe quedar el bajo del pantalón.

Lo correcto es tomar dos medidas: una por detrás y otra por delante. De esta forma, el pantalón quedará en diagonal, es decir, más largo por detrás y más corto por delante. Si el pantalón debe llevar o no vuelta es una elección del cliente. Las normas básicas del vestir dicen que para eventos formales debe ir sin vuelta.

Avance de colección

En las fechas en las que estamos ya comenzamos a pensar en primavera, en dejar de lado los abrigos y las bufandas, y sobre todo empezar a disfrutar del sol y del buen tiempo.

Las colecciones de primavera verano que ya podemos ver en los escaparates y expositores de las tiendas de moda, nos hacen sentir que esta época del año está cada vez más cerca, gracias al colorido y la frescura de las prendas y los complementos.

La nueva colección de Paco Cecilio nos trae las últimas tendencias en moda masculina, otorgando un protagonismo especial a la sastrería. Además, el color viene fuerte esta temporada, desde los contrastes de blancos y negros que están tan de moda, hasta los colores más vivos y llamativos como el amarillo, el rojo, el azul…

Como alternativa al traje para acudir a eventos y ceremonias, Paco Cecilio propone la americana, con unos diseños elegantes y una especial atención a los detalles.

 

El traje viene para quedarse

El traje es la prenda más elegante de cualquier armario masculino, no puede faltar porque es tan versátil como imprescindible. Nadie duda de que el traje esté de moda, y más que una moda es un básico que nunca deja de ser tendencia. Pero no todo vale, para acertar debes saber elegir el modelo que mejor se adapta a ti y aprovechar todas las posibilidades que te ofrece esta elegante prenda.

Trajes de Paco Cecilio

Las reglas del buen vestir

La primera norma a tener en cuenta es elegir un traje que perfile bien tu cuerpo, y que disimule cualquier defecto. ¿Sabes cómo debe quedarte el traje? Aquí te contamos algunos consejos que no puedes pasar por alto.

Perfecto a los hombros: El traje debe quedarte ajustado a los hombros, pero no demasiado. Esta es la parte más difícil de arreglar en cualquier servicio de sastrería.

Equilibrio: La corbata y la solapa deben tener la misma anchura, de esta forma se mantiene el equilibrio y la armonía. Por ejemplo, una solapa estrecha hay que combinarla con una corbata de pala estrecha, como las de nuestra colección de corbatas de 5,5 centímetros.

Estilizado: Como el objetivo es lograr una figura moldeada, no ajustada ni holgada, deberemos marcar la cintura para estilizar, al máximo, la figura. Con el traje ‘Slim Fit’, la cintura queda con la proporción perfecta.

Mangas: Las mangas de la chaqueta deben quedar dos centímetros por encima del puño de la camisa.

En su justa medida: El bajo del pantalón caerá ligeramente sobre los zapatos. Descarta los extremos, no son buenos. Es decir, no lleves unos pantalones excesivamente largos, ni demasiado cortos –no queda bien enseñar los calcetines-.

Trajes de Paco Cecilio

Tendencias
Aunque solemos decir que los trajes nunca pasan de moda, siempre hay tendencias que calan hasta en las prendas más clásicas. Hoy por hoy hay una apuesta por trajes con un aire más sport, escapando de lo convencional y sin renunciar a la elegancia. De hecho, son muchos los hombres que prefieren llevarlo sin corbata, y otro, aunque apuestan por un traje de estilo “casual” sí incluyen la corbata. En cuanto a los acabados, hay de todo tipo, pero lo más recomendable es que escojas un traje de brillo medio.
¿Qué estilo prefieres?

El traje de raya diplomática es el más clásico de todos. Se ha retomado con una raya muy discreta –la conocida como micro-raya- y está teniendo muy buena acogida.

Por su parte, el traje negro tiene su propio hueco en el armario. Es elegante y sobrio, y sirve tanto para el día como para la noche. Pero si lo que buscas es un traje de aire más joven, la gama ‘Slim Fit’ ayuda a estilizar la figura y aporta un toque muy juvenil.