LOS MOCASINES: Pasado y presente de este calzado

EEUU buscaba un estilopropio para hacer frente a la importación de las localidades inglesas dedicadas a la fabricación de calzado. En 1930 lanzó al mercado un modelo de zapato blando y sin cordones cómodo y confortable. Más o menos por las mismas fechas un fabricante de la Costa Este trajo, a su vuelta de un viaje a Noruega, un zapato tipo mocasín cosido a mano. Se trataba de un modelo que usaban los pescadores escandinavos. Resultaban tan cómodos que ya los utilizaban los primeros comerciantes y a finales del siglo XVIII los colones norteamericanos ya los enviaban a Europa

La innovación hizo añadir una suela gruesa para lograr un modelo más duradero, atractivo y adecuado para el mercado americano, además, de lo que se convertía en el detalle más apreciado del diseño: el antifaz, una pieza de piel sobre el empeine con una ranura. Fue tal la popularidad que adquirió el mocasín de un día para otro que quienes lo usaban podían afirmar que “iban a la última”.

En 1952 se incorporaron las borlas también al empeine. La lazada atada en la parte superior del empeine rematada por un nudo de cuero no solo era un rasgo de distinción; sino que sugería que el zapato se ajustaba también sin cordones.

Con su carácter informal, comodidad y cierto aire descuidado, el mocasín es sinónimo de elegancia y clasicismo en el vestir del hombre. En la década de 1960 empezó a utilizarse cada vez más, no sólo durante los fines de semana sino también en ámbitos laborales y profesionales.

ZAPATO OXFORD: Seriedad, elegancia y tendencia

El zapato Oxford representa la seriedad y la elegancia. Los Oxford son unos zapatos de cordones, normalmente negros, aunque en nuestra colección también los tenemos en marrón, y que se usan en ocasiones formales, aunque cada vez más podemos forman parte de eventos casual o sport.

Principalmente se llevan con traje en ámbitos laborales, no muy serios, aunque también empezamos a verlos en looks informales que busquen un punto de elegancia, como por ejemplo con chaqueta y pantalón. en un

Este modelo de zapato destaca por su belleza y versatilidad y los puedes encontrar de diferentes tipos:

  • OXFORD LISO: Sin ninguna ornamentación. Son los más serios de todos y suelen ser de cordones.
  • SEMI – BROGUE: Con perforaciones en costuras y punteras. Es el modelo más intermedio de todos. Poco recomendado con traje.
  • FULL – BROGUE: Con perforaciones en costuras, punteras y palas. Es el más casual o sport de todos. Recomendados para ambientes más informales.

OCTUBRE SE RINDE A TUS PIES

Se acabó septiembre y con ello el verano. Hemos dejado atrás el relax, la playa, la montaña….las vacaciones en general y ahora toca prepararse, de verdad, para la rutina, el trabajo, las obligaciones, los estudios… Una vida que se hace más fácil renovando el armario, especialmente en este caso, el calzado.

Y es que ya lo dice el refrán: renovarse o morir. Llénate de optimismo, pon cara de felicidad, da color y alegría a tus pies y cálzate para comerte el mundo. Nuestra colección de calzado casual viene llena de diseño y color. Nuevos modelos de zapato, sport y de vestir, pensados para pisar fuerte.

Todos los diseños vienen con aire retro, ideales para el hombre urbanita que quiere lucir en cualquier momento un estilo casual. Zapatos de serraje, piel o lona, que quedarán de infarto con unos pantalones de La Vespita o La Española y una camisa. Una combinación perfecta para volver a la vida.

Calzado impecable: Como la horma de tu zapato

Cuantas veces habremos escuchado la popular expresión ‘Como la horma de tu zapato’ que viene a decirnos algo que encaja contigo al 100%. Ni sobra, ni falta. ¿Te has planteado alguna vez qué papel juega la horma de tu zapato en la fabricación y uso de tu calzado? La horma es la clave para que un zapato sea cómodo y confortable o, por el contrario, moleste, roce y acabes con un infernal dolor de pies al final de la jornada.

Paco Cecilio: Calzado impecable

La horma parte de un trozo de madera que se pule y rasa para obtener el perfil buscado. Sobre este molde se diseña el zapato. Con esto haremos que el empeine sea más o menos ancho, la puntera más o menos recta o cuadrada…. A partir de ahí, se cortan las piezas en la piel elegida, se iguala el grueso, se cose el forro y se refuerzan las diferentes piezas.

Todo se une mediante costuras y se deja preparado para fijarse a la suela. Este último proceso puede ser pegado o cosido, aunque la técnica más prestigiosa es el sistema Goodyear. Se trata de un triple cosido de la planta, el piso y el corte del calzado para tener un resultado impecable.

Paco Cecilio: Calzado impecable

Zapatos Monkstrap: Apuesta por el estilo

Se denomina monkstrap a los zapatos de hebilla. Es un zapato que por su elegancia y belleza no debería faltar en ningún armario de hombre. Este modelo lo podemos llevar tanto con un outfit formal como con uno más casual.

Zapatos Monkstrap: Apuesta por el estilo

El modelo más clásico o formal puede ser un Oxford, y el más casual un Derby, que es un zapato con perforaciones.

Los monkstrap pueden tener como cierre uno o dos hebillas, aunque los de una sola hebilla se consideran más formales.

Zapatos Monkstrap: Apuesta por el estilo

No todos los hombres aceptan este tipo de calzado. A pesar de su belleza y estilo, a veces en nuestras tiendas esta tendencia no es entendida. Una de sus ventajas es que te despreocupas de que se desabrochen los cordones. Representa a la perfección el britishstyle que tanto nos gusta en Paco Cecilio.

Zapatos Monkstrap: Apuesta por el estilo

PARTES DEL ZAPATO

El zapato se divide en tres partes principales: suela, empeine y forro.
La suela es la parte que está en contacto con el suelo y su función no es otra que proteger el pie. Suelen estar fabricadas en piel o ser de goma.

El empeine es la parte que envuelve el pie. Define el estilo del zapato y será de piel, o tejido, según el modelo.

El forro es la parte del zapato que rodea el pie. Su función es absorber el sudor, por eso recomendamos que sea de piel. De esta forma además del confort, también evitará problemas de sudoración o alteraciones en la piel.

En Paco Cecilio damos mucha importancia a las tres partes clave del zapato, sobre todo en el forro -al igual que hacemos con los detalles de la ropa-. Evitamos caer en la rutina y jugamos mucho con la suela, los cordones, las costuras y el forro, estampados, lisos o de contrastes para obtener un resultado único.

ZAPATOS ARTESANALES: Técnica Goodyear

Somos conscientes, cada día más, del alto nivel de exigencia del mercado y es que, hoy por hoy,  el cliente está más informado que nunca gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales. Todos buscamos, nos informamos y comparamos más antes de tomar una decisión de compra, por lo que consideramos unos principios básicos un alto nivel de calidad y servicio en la fabricación de nuestro calzado por parte de nuestros proveedores es fundamental.

En esta colección de zapatos otoño-invierno hemos decidido dar un paso más en algunos modelos de calzado introduciendo, en el proceso de fabricación, el sistema Goodyearo también llamado doble cosido.

La técnica Goodyear se basa en tres pilares fundamentales:

-         Paso 1: El primer paso consiste en coser la parte superior del calzado (o el corte del mismo) con la palmilla. La vira que remata esta costura es también de cuero vacuno y queda a la vista en el contorno del zapato.

-        Paso 2: En un segundo paso se cose la vira con la entresuela (normalmente tiene un espesor de 4mm.

-         Paso 3: En el tercer y último paso se pega el piso.

Este minucioso trabajo tiene como resultado un zapato con diseño y calidad excelente, perfectos para los hombres más exigentes y, por supuesto, para los amantes del estilo

ZAPATOS: COMODIDAD Y MODA

Un buen zapato es la clave de la comodidad y en Paco Cecilio, conocedores de ello, es una de nuestras premisas fundamentales a la hora de fabricar un buen calzado. Aunque el calzado forma parte de la moda, y cuidamos el diseño y los detalles con esmero, garantizar el confort de nuestros clientes es indiscutible en nuestras colecciones.
Un buen calzado no sólo permite la normal función del pie, sino que también contribuye a mantener la salud de nuestros clientes; por ello nos esmeramos en que nuestra fabricación sea excepcional y evite problemas en pie, rodillas y columna vertebral, por ejemplo.

Por todo esto, el cuidado y esmero que ponemos cada año en mejorar nuestras colecciones de calzado aseguran la fidelidad de los clientes, agradeciéndonos su comodidad y, sobre todo, la buena relación calidad-precio que tenemos año tras año.

Zapatos: Cómo cuidarlos

Una de las premisas básicas para que mantener intactos unos buenos zapatoses cuidarlo de forma adecuada.

La meticulosa limpieza y cuidado con cremas enceradas o cepillos de raíces permitirán que alarguemos su vida, pero no es único. Aquí os dejamos unos buenos consejos. Uno de ellos es, por ejemplo, no usar todos los días el mismo calzado; sobre todo en verano, cuando el pie suda más. Si no le damos un descanso, el calor termina por estropear la piel.

Igualmente importante es guardar los zapatosdespués de usarlo de la forma adecuada. Lo recomendable es meterles en su interior una horma de madera. Un buen truco, en caso de no tener la horma de madera, es  usar el relleno de papel que traen los zapatos o la horma de cartón. Si hacemos esta práctica, el zapato queda estirado y su forma, al secarse, se mantiene intacta. Si no lo hacemos, cuando se seque quedará arrugado e irá deformándose poco a poco.

Zapatos: Materiales de fabricación

Los zapatos Paco Cecilio se definen por su diseño, pero sobre todo por su excelente proceso de fabricación: se realizan con piel de animal tratada. Este tratamiento se llama curtido y una vez que la piel está curtida pasamos a llamarla cuero.

Como curiosidad os diremos que el tratamiento de curtido no es el mismo para el cuero que se va a utilizar en el zapato, que el que se empleará en la suela.

Para el cuerpo del zapato se usa piel de becerro o de cabra. La de becerro es de más calidad y la de cabra se arruga con más facilidad. El interior de los zapatos también debe ser de piel, esto es lo que asegura la transpiración y la comodidad al llevarlos.

La suela se puede fabricar con piel de toro, vaca o plástico. Esta última resbala menos y es más caliente, además de asegurar su impermeabilidad.