El VAR de la moda

  actualidad   El VAR de la moda

El VAR de la moda

El VAR de la moda

Terminó el mundial que pasará a la historia más por la implantación por primera vez del VAR que el juego desplegado por los equipos. Hubo decepciones grandísimas entre las favoritas, léase Alemania, Brasil, Argentina y España, entre otras. Alguna revelación como Bélgica y Croacia, y la consolidación de una generación que puede hacer historia, Francia. Subcampeona de Europa hace dos años ante Portugal y campeona del mundo en Rusia con una selección muy joven en líneas generales.  

A nivel particular también hubo grandes decepciones. Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar pasaron sin pena ni gloria. Sin embargo, en el lado contrario encontramos la consagración de Mbappe, la reafirmación de Griemann y Hazard o el encubrimiento de Modric. 

Utilizando ese nuevo vocablo que ha entrado en nuestras vidas y del que todo el mundo habla, VAR, vamos a analizar que pasó en el palco durante el partido final del mundial. Ver a Putin, Macron, Infantino y la primera ministra croata, Kolonda Grabar, cuando menos es chocante. Más parecían hooligans que representantes de organismos oficiales o gobernantes de países potentes y poderosos. 

Infantino, presidente de FIFA, en mangas de camisas y desabrochada hasta el pecho, Macron y Putin en mangas de camisas y Grabar con la camiseta de su selección no es lo más conveniente. Su capacidad de liderazgo e influencia en millones de personas les debe hacer no perder la compostura en el palco de un acontecimiento seguido en el mundo por mas de 200 millones de personas. 

Por no hablar de su comportamiento en el momento de meter sus respectivos países algún gol. Ellos son el espejo donde mirarse millones y millones de seguidores y las formas y el fondo no se pueden perder. Si quieres gritar y gesticular como un loco, vete al graderío con tus aficionados. Imágenes como la de Macron pueden llegar a generar violencia si es tomada como una provocación por la afición contraria. 

Sin embargo, en la entrega de trofeos todos ellos se vistieron correctamente y como marca el protocolo. Gianni Infantino optó por un traje de raya diplomática. La americana abrochaba justa y se notaba en la famosa X que hacia a la altura de la cintura. Emmanuel Macron era el mas elegante de todos. Optó por un traje azul marino con doble cartera, entallado y de dos botones. Vladimir Putin siempre ha sido muy clásico vistiendo y el domingo no era una excepción. No fue muy elegante el gesto de no ceder su paraguas a la mujer que tenia a su derecha. La presidenta croata desconcertó a todo el mundo con sus abrazos a diestro y siniestro. No se sabe si era un gesto de ternura, de populismo, de sinceridad con los ganadores, de lastima con los perdedores….El caso es que ella sola eclipso a tanto hombre. 

No hay comentarios
DEjar un comentario